| InfocampoTV

2.000 pollos y 400 conejos murieron en Córdoba a causa del calor

Debido a las altas temperaturas que se vivieron los últimos días en Córdoba sumado a cortes de luz, murieron conejos y pollos en criaderos. Productores se encuentran muy preocupados.

12.01.2018 | Por Solana Sommantico
Solana
Sommantico

Con una temperatura exterior de 42 grados y cortes de energía, los conejos no soportaron el calor. Son animales que toleran bien hasta 26 grados. Por eso, en verano, al agua que beben se le agrega una sustancia -aprobada por las autoridades sanitarias- para ayudarlos a reducir la temperatura.

Eduardo Burdisso, dueño del criadero desde hace más de una década, explicó que “nunca” en todo ese tiempo registraron una situación similar. “Fue excepcional, incluso cuando ahora las instalaciones son mejores que antes, con techos cubiertos de pintura térmica y aspersores de agua que los refrescan”, contó.

Se encontraron acontecimientos similares en criaderos de pollos. Uno de Piquillín (departamento Río Primero) murieron 2000 animales en un día. Los cortes de luz también complicaron el enfriamiento de los galpones donde los animales están confinados.

En un establecimiento de actividad cunícula de murieron 400 animales en 50 minutos.

 
 

Enlace corto a la nota
18.05.2018 | Por Solana Sommantico

Se viene la 2° Jornada Provincial de Agricultura Periurbana

El Colegio de Ingenieros Agrónomos de la Provincia de Córdoba va camino a realizar esta segunda el jueves 24 de mayo en la ciudad de Córdoba, con los ejes “Producción, sociedad, medioambiente” como articuladores transversales de todo el evento.

06.04.2018 | Por Marina Friedlander

Cruce entre Etchevehere y apícolas por la muerte de abejas: “El modelo de agroquímicos no va a cambiar”

La Sociedad Argentina de Apicultores le dijo al ministro de Agroindustria "las abejas están desapareciendo" porque "el campo se sumergió en venenos".

10.04.2018 | Por Solana Sommantico

El maní cordobés, amenazado por la enfermedad del carbón

Se trata de una enfermedad que puede provocar pérdidas de rendimiento superiores al 30 %. El Instituto de Patología Vegetal del INTA recomienda prácticas de manejo integrado para minimizar estos efectos.