Aseguran que los fungicidas fueron los grandes aliados del 2014 por la gran cantidad de lluvias

Debido a las abundantes precipitaciones registradas esta campaña, los productores se vieron obligados a proteger su semilla principalmente contra Pythium sp. (Damping-off). Según la Ing. Agrónoma Guillermina Tropeano de Nitrasoil, “la calidad de la semilla es importante pero está sujeta a factores adversos, tales como el ataque de plagas y enfermedades, principalmente hongos y oomycetes”. El tratamiento de semillas permite no solo eliminar organismos patógenos presentes en la misma, sino también prevenir el ataque de los que se encuentran en el suelo.

Según el relevamiento de la misma firma, el Pack Optimus resultó ser el producto más elegido esta campaña liderando las ventas por sumar al thiram-carbendazim, el metalaxil-M al 35%. Se trata de un fungicida sistémico que controla patógenos presentes en condiciones de suelos con elevado contenido de humedad y bajas temperaturas, como Pythium sp. y Phytophtora sp, que al combinarlo con diversos fungicidas curasemillas con diferentes modos y mecanismos de acción, logran un mayor espectro de control.

El uso de curasemillas apropiados contribuye a aumentar el rendimiento del cultivo, al evitar o reducir el ataque de plagas y enfermedades contribuyendo a lograr el stand de plantas deseado.

Si bien expertos afirman que las condiciones climáticas predominantes del año han influenciado, existe cada vez más en los productores una mayor conciencia del uso de tecnología para favorecer el rendimiento de los cultivos. Tendencia que se cree seguirá incrementándose por los comprobados resultados de estas aplicaciones.

Info Campo