| InfocampoTV

BASF presenta resultados de 2017 y evalúa perspectivas para 2018

La compañía registró un crecimiento significativo en todos los segmentos.

02.03.2018 | Por Adrian Montesanto
Adrian
Montesanto

Luego de un año de éxito en 2017, BASF empezó bien el año 2018. “El año pasado, hemos logrado un crecimiento significativo, llegando a aumentar aún más nuestra rentabilidad. Además, hemos establecido bases importantes para el desarrollo futuro de nuestra empresa – tanto en lo que se refiere a personas como a la estrategia”, comentó el Dr. Kurt Bock, Presidente de la Junta Directiva de BASF SE, en la presentación del Informe Anual de 2017, en Ludwigshafen.

En el cuarto trimestre de 2017, el Grupo BASF registró ventas de 16.100 millones de euros, lo que representa un crecimiento del 8% con respecto al mismo trimestre de 2016. Los precios aumentaron un 9%. El volumen de ventas de BASF aumentó un 4% en todos los segmentos a excepción de Petróleo y Gas. Por su parte, los efectos cambiarios negativos fueron mucho más impactantes, causando una reducción de las ventas en un 5%. La ganancia operativa en el cuarto trimestre, antes de los efectos extraordinarios (EBIT), fue de 1.900 millones de euros, con un aumento del 58% comparado con el mismo período del año anterior. Las ganancias significativamente mayores en los segmentos de Químicos, Soluciones para Agricultura, Petróleo y Gas, así como en Otros compensaron las ganancias menores en los segmentos de Materiales y Soluciones Funcionales y Productos de Performance.

Las actividades económicas en 2017 repuntaron en muchos países a nivel mundial. “Aprovechamos este momento y aumentamos exponencialmente nuestras ventas y ganancias en 2017, comparados con el año anterior”, dijo Bock. La buena demanda hizo posible que BASF vendiera mayores volúmenes en todas las divisiones, realmente aumentando su rentabilidad. Además, los precios más altos, especialmente en el segmento de Químicos, también contribuyeron para ese resultado. En términos generales, las ventas de BASF crecieron un 12%, hasta los 64.500 millones de euros. Uno de los factores que contribuyeron fue el negocio de Chemetall adquirido a finales de 2016, que ofrece soluciones personalizadas para el tratamiento de superficies metálicas.

Las ganancias de BASF aumentaron de forma exponencial, alrededor de un tercio. La empresa obtuvo un EBIT antes de los efectos extraordinarios de 8.300 millones de euros, con una contribución significativa proveniente del segmento de Químicos. Los mayores márgenes y volúmenes en los negocios de químicos básicos e intermediarios compensaron con creces los márgenes más bajos en algunos de los negocios de especialidades de BASF. Las ganancias en el negocio de productos químicos -que comprende los segmentos de Químicos, Productos de Performance y Materiales y Soluciones Funcionales- fueron mucho mayores que el año anterior. El EBIT antes de los efectos extraordinarios en este negocio fue de 7.300 millones de euros, presentando un incremento del 26% comparado con los números del año anterior.

La ganancia por acción aumentó de 4,42 euros a 6,6 euros, correspondiente a un incremento del 50%.

Considerando un ajuste por efectos extraordinarios y amortización de activos intangibles, la ganancia por acción llegó a 6,44 euros, comparado con los 4,83 euros del año anterior.

Mejor flujo de caja operativo

El flujo de caja procedentes de las actividades operativas mejoró en 1.100 millones de euros en el acumulado del año, hasta los 8.800 millones de euros en 2017, resultado del aumento del 50% en la ganancia neta, llegando a los 6.100 millones. A diferencia del año anterior, el cambio en el capital neto de trabajo redujo el flujo de caja, gran parte atribuida a un mayor nivel de caja vinculado a inventarios y cuentas por cobrar, por razones operativas.

Los valores utilizados en las actividades de inversión totalizaron los 4.000 millones de euros en 2017, frente a los 6.500 millones de euros en 2016. Los pagos para activos inmovilizados e intangibles ascendieron a 4.000 millones de euros, por debajo del valor del año anterior (4.100 millones de euros). Con un total de 4.800 millones de euros, el flujo de caja libre fue 34% superior al nivel del año anterior. El índice de patrimonio neto fue del 44,1% (en 2016: 42,6%). La deuda neta disminuyó en 2.900 millones de euros, llegando a los 11.500 millones de euros.

Dividendo propuesto de 3,10 euros

BASF va a proponer a la Asamblea General de Accionistas un dividendo de 3,10 euros por acción, un 0,10 euros superior al del año anterior. De esta manera, la acción de BASF ofrece una vez más a sus accionistas una rentabilidad de dividendos con una ventaja de un 3,4% tomando por base el precio de 91,74 euros de la acción al fin del año fiscal 2017. En total, 2,8 mil millones de euros se pagarían a los accionistas de BASF SE.

Evolución de los negocios en las regiones

En lo que se refiere al desarrollo en las regiones, Bock comentó: “Estamos muy contentos con nuestro fuerte crecimiento en Asia, en donde obtuvimos el retorno de nuestras inversiones de los últimos años. Los mayores márgenes y volúmenes permitieron duplicar nuestras ganancias en Asia en 2,2 mil millones de euros, llevando la región a una posición más interesante para BASF”. En Europa, el crecimiento económico se ha expandido. El EBIT aumentó en un 31% hasta llegar a los 4.700 millones de euros, fruto principalmente de las mayores ganancias en los segmentos de Químicos y Petróleo y Gas. A pesar de que el crecimiento en los Estados Unidos fue inicialmente reprimido a principios de 2017, se observó una mejora a lo largo del año. En América del Norte, BASF aumentó el EBIT de 1.100 millones de euros a 1.200 millones de euros. El EBIT de BASF en América del Sur, África y Oriente Medio cayó de 432 millones de euros a 335 millones de euros.

Desarrollo del portafolio de BASF

El año pasado, BASF tomó importantes decisiones para agregar a su portafolio negocios sólidos que presentaran un crecimiento rápido. En 2018, el segmento de Soluciones para Agricultura se fortalecerá con la adquisición de una parte significativa del negocio de semillas y herbicidas de Bayer. “Será excelente para nuestros negocios de protección de cultivos y actividades de biotecnologías que ya son exitosos y entraremos en el negocio de semillas con activos propios en mercados agrícolas clave, lo que también nos permitirá implementar más rápidamente los resultados de nuestra investigación de semillas”, agregó Bock.

BASF quiere adquirir el negocio global de poliamida de Solvay este año para expandir el portafolio de plásticos de ingeniería de BASF para las industrias de transporte, construcción y bienes de consumo, fortaleciendo su acceso a materias primas.

Además, la empresa espera mejorar el acceso a importantes mercados de crecimiento en Asia y América del Sur. “Sin embargo, también dejamos de invertir en negocios cuando creemos que podrían ser más exitosos en una constelación diferente”, dijo Bock. Por ejemplo, a finales de septiembre de 2017, BASF transfirió al grupo Stahl su negocio de químicos para cuero, uno de los principales productores de químicos de proceso para productos de cuero. A cambio, BASF tiene una participación del 16% en el grupo Stahl.

BASF ha anunciado cambios importantes en sus actividades de petróleo y gas. Está previsto que BASF y el grupo LetterOne fusionen sus respectivas actividades de petróleo y gas en una empresa conjunta llamada Wintershall DEA. La nueva empresa sería una de las mayores empresas independientes de explotación y producción de Europa, con excelentes perspectivas de crecimiento. A mediano plazo, la intención es introducir la joint venture en la bolsa de valores.

Panorama para el año 2018

BASF espera que la economía global y la producción de productos químicos crezcan en 2018 en un ritmo semejante al año 2017. Se espera un mayor crecimiento en todas las regiones y BASF anticipa la continuación de la recuperación ya en curso en Brasil y Rusia. Además de estas condiciones básicas normalmente positivas, BASF también ve una mayor volatilidad en el mercado, siendo que el dólar estadounidense está generando un impacto negativo sobre las ventas y las ganancias.

En base a sus perspectivas, BASF prevé las siguientes condiciones económicas para el año 2018 (datos del año anterior entre paréntesis):

 Crecimiento económico global de +3,0% (+3,1%)
 Crecimiento en la producción global de químicos de +3,4% (+3,5%)
 Tasa media de cambio entre el euro y el dólar de 1,20 dólares por euro
(1,13 dólares por euro)
 Precio medio del petróleo (Brent) de 65 dólares el barril
(54 dólares el barril)

“En este escenario, queremos seguir creciendo de forma rentable y lograr un ligero incremento en las ventas del Grupo BASF y en el EBIT antes de los efectos extraordinarios en 2018”, dijo Bock.

El aumento de las ventas debe derivarse principalmente del crecimiento de los volúmenes. El aumento de las ganancias será liderado por contribuciones significativas de los segmentos de Productos de Performance, Materiales y Soluciones Funcionales y Petróleo y Gas. Después del sólido resultado en 2017, la empresa espera un EBIT antes de los efectos extraordinarios significativamente menor en el segmento de Químicos, principalmente como resultado de márgenes más bajos.

La previsión para 2018 toma en cuenta la adquisición acordada de partes significativas del negocio de semillas y herbicidas no selectivos de Bayer, que deberá ser concluida en el primer semestre de 2018. Con base en el momento de la adquisición, la estacionalidad del negocio a ser adquirido y los costes de integración previstos, es probable que dicha transacción impacte positivamente sobre las ventas y negativamente sobre las ganancias del segmento de Soluciones para Agricultura y del Grupo BASF en 2018.

La previsión no toma en cuenta la fusión planificada de las actividades de petróleo y gas de BASF y LetterOne. A la firma de los instrumentos de transacción, la ganancia del segmento de Petróleo y Gas no se incluiría más en las ventas y en el EBIT del Grupo BASF – de manera retroactiva, a partir del 1 de enero de 2018 y con los números del año anterior actualizados. Al contrario, tendríamos la presentación de estas cifras en el estado de ingresos antes de los intereses minoritarios del Grupo BASF como un elemento aparte, “ingresos procedentes de operaciones descontinuadas”. A partir de la fecha de finalización de la transacción, la participación de BASF en el resultado generado por la joint venture – Wintershall DEA – se calculará teóricamente a través del método de equivalencia patrimonial e incluido en el EBIT del Grupo BASF.

Desarrollo de los segmentos

En un entorno de mercado favorable, las ventas en el segmento de Químicos crecieron un 21% en el cuarto trimestre de 2017, llegando a los 4.200 millones de euros, resultado de precios y volúmenes más altos. BASF aumentó sus márgenes, principalmente de isocianatos, ácidos y polialcoholes, productos de cracker y monómeros acrílicos. Con 1.100 millones de euros, la ganancia operativa antes de los efectos extraordinarios (EBIT) fue un 67% superior al del cuarto trimestre de 2016. Todas las divisiones registraron mayores ganancias.

En el acumulado del año, las ventas en el segmento de Químicos aumentaron en 3.400 millones de euros en 2017, llegando a los 16.300 millones de euros, atribuidos principalmente a precios más altos, especialmente en la división de monómeros. BASF también aumentó los volúmenes en todas las divisiones. El EBIT antes de los efectos extraordinarios aumentó en 2.200 millones de euros, llegando a los 4.200 millones de euros, fruto principalmente de mayores márgenes de isocianatos en la división de Monómeros. Los márgenes más sólidos en las divisiones de Petroquímicos e Intermediarios también contribuyeron al aumento de las ganancias. Un pequeño aumento en los costes fijos causó un efecto compensatorio. El impacto negativo sobre las ganancias en 2017 causado por el accidente del North Harbor en el sitio de Ludwigshafen en octubre de 2016 fue compensado por los pagos del seguro.

Las ventas en el segmento de Productos de Performance en el cuarto trimestre de 2017 aumentaron un 2%, llegando a los 3.800 millones de euros. El aumento de los volúmenes en todas las divisiones y el ligero aumento de precios en general, más que compensaron los efectos cambiarios negativos y del portafolio. Debido a la presión continua sobre los márgenes, frente al cierre temporal de la fábrica de citral, en Ludwigshafen, y a los costes fijos más altos, el EBIT antes de los efectos extraordinarios se redujo de 237 millones de euros a 111 millones de euros.

El acumulado de ventas del segmento de Productos de Performance fue de 16.200 millones de euros; 659 millones por encima del valor del año anterior, que se atribuye al crecimiento del volumen en todas las divisiones. Los precios de venta más altos en las divisiones de Care Chemicals y Dispersiones y Pigmentos también presentaron un impacto positivo sobre las ventas. Las medidas para el portafolio y los efectos cambiarios negativos en todas las divisiones han llevado a una ligera reducción en las ventas. El EBIT antes de los efectos extraordinarios disminuyó en 361 millones de euros en el acumulado del año, hasta los 1.400 millones de euros, resultado de los márgenes más bajos procedentes de precios más altos de las materias primas que no podrían ser totalmente transferidas a través de los precios de venta.

Las ventas en el segmento de Materiales y Soluciones Funcionales presentaron un significativo incremento del 7% en el cuarto trimestre, resultado de precios más altos, llegando a los 5.300 millones de euros. Los mayores costes de las materias primas llevaron a márgenes más bajos, generando una disminución del 42% del EBIT antes de los efectos extraordinarios, con un total de 267 millones de euros. Además, los costes fijos más altos impactaron negativamente sobre las ganancias.

En el acumulado de 2017, las ventas aumentaron en 2.000 millones de euros, llegando a los 20.700 millones de euros, fruto de precios y volúmenes más altos, como también de la adquisición del negocio de Chemetall en diciembre de 2016. Los efectos cambiarios provocaron una ligera reducción de las ventas.

El crecimiento de los volúmenes fue en gran parte atribuido a la mayor demanda de productos de BASF para las industrias automotriz y de construcción. El EBIT antes de los efectos extraordinarios, de 1.600 millones, presentó una reducción de 329 millones de euros sobre las cifras de 2016, principalmente debido a márgenes más bajos y mayores costes fijos. Gastos especiales se registraron en 2017, relacionados con los costes de integración, junto con la adquisición de Chemetall y del negocio del grupo Henkel, en Europa Occidental, de materiales de construcción para usuarios profesionales.

Las ventas en el segmento de Soluciones para Agricultura aumentaron un 4% en el cuarto trimestre, llegando a los 1.300 millones de euros. Los volúmenes significativamente mayores más que compensaron la reducción de los precios y los efectos cambiarios negativos. En comparación con el mismo trimestre del año anterior, el EBIT antes de los efectos extraordinarios aumentó un 162%, de 128 millones de euros a 207 millones de euros.

Las ventas del acumulado del año en el segmento de Soluciones para Agricultura aumentaron 127 millones de euros, llegando a los 5.700 millones de euros, resultado de mayores volúmenes de ventas. En un entorno de mercado continuamente difícil para los productos de protección de cultivos, el crecimiento de las ventas fue impactado negativamente por la caída de precios, principalmente en América del Sur, y por los efectos cambiarios negativos. El EBIT antes de los efectos extraordinarios fue de 1.000 millones de euros, con una disminución de 54 millones de euros en el mismo período del año anterior. La ligera reducción fue debido a una menor media de los márgenes proveniente de una composición de productos diferentes y la difícil situación del mercado en Brasil. Las ganancias también fueron impactadas negativamente por la paralización de las unidades de producción en Beaumont, Texas y Manatí, Puerto Rico, a causa de los huracanes.

Hubo un ligero aumento de los costes fijos.

En el segmento de Petróleo y Gas, las ventas del cuarto trimestre de 2017 disminuyeron un 7%, llegando a 862 millones de euros, resultado de menores volúmenes. Sin embargo, los precios más altos de petróleo y gas afectaron las ganancias positivamente. El EBIT antes de los efectos extraordinarios aumentó en 97 millones de euros, llegando a los 260 millones de euros.

En el acumulado del año, las ventas en el segmento de Petróleo y Gas aumentaron en 476 millones de euros en relación con el mismo período del año anterior, llegando a los 3.200 millones, fruto de precios y volúmenes más elevados. El precio medio del barril de petróleo (Brent) fue de 54 dólares en 2017 (en el año anterior: 44 dólares). Los precios del gas en los principales mercados europeos aumentaron un 25% con respecto al año anterior. El crecimiento del volumen fue impulsado por mayores volúmenes de ventas de gas. Los volúmenes de producción correspondieron al nivel del año anterior. El EBIT antes de los efectos extraordinarios creció en 276 millones de euros, llegando a los 793 millones de euros en 2017, atribuidos principalmente por el aumento de los precios del petróleo y el gas, así como a la ganancia derivada de la participación de BASF en el campo de gas natural Yuzhno Russkoye. Amplias medidas destinadas a optimizar los proyectos de explotación y tecnología, así como la aplicación exitosa de las medidas de ahorro de costes operativos también impactaron positivamente. La ganancia neta aumentó en 357 millones de euros, llegando a los 719 millones de euros.

Las ventas en el segmento Otros crecieron en el cuarto trimestre de 518 millones de euros a 608 millones de euros. El EBIT antes de los efectos extraordinarios mejoró de 386 millones de euros negativos a 38 millones de euros negativos, sobre todo como consecuencia de los efectos de la valorización del programa de incentivos a largo plazo de BASF.

Las ventas del acumulado del año en el segmento Otros aumentaron 224 millones de euros, comparados con 2016, yendo a 2.200 millones de euros, resultado principal de los mayores precios de las ventas de materias primas. Con la cifra de 764 millones de euros negativos, el EBIT antes de los efectos extraordinarios en Otros fue de 286 millones de euros en el mismo período del año anterior. Esta mejora en los beneficios también se atribuye a los efectos de valorización del programa de incentivo a largo plazo.

Enlace corto a la nota
26.04.2018 | Por Facundo Mesquida

Un argentino será el presidente de BASF América del Sur

Nacido en Buenos Aires, Manfredo Rübens estudió administración de empresas en Manheim, Alemania.

22.06.2018 | Por Facundo Mesquida

BASF lanzó un nuevo herbicida para soja, maíz y maní con 15 días más de persistencia en el suelo

Zidua es un nuevo herbicida para aplicaciones en pre-siembra, que según la empresa, se caracteriza por un amplio control de malezas.

06.09.2018 | Por Facundo Mesquida

Tratamiento para reducir la población de microorganismos no deseados en silo bolsas de maíz

Un estudio de BASF en conjunto con el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), demostró que Lupro-Grain preservó la calidad de maíz destinado al consumo animal almacenado con mayor humedad.