Buryaile y Federacion Agraria analizaron la problemática de los productores del noreste

El ministro de Agroindustria de la Nación, acompañado por el secretario de Coordinación y Desarrollo Territorial, Santaigo Hardie, se reunió ayer con dirigentes y socios de la Federación Agraria Argentina (FAA).

La delegación de FAA estuvo encabezada por su presidente, Omar Príncipe, e integrada por directores y referentes de las provincias de Chaco, Formosa y Misiones. En el encuentro, se dialogó sobre las necesidades de los yerbateros, algodoneros, bananeros y productores del NEA en emergencia, entre otros temas.

Los federados presentaron al ministro todas las demandas de los productores de las provincias de Misiones, Chaco y Formosa. Estuvieron presentes por FAA los directores Rolando Zieseniss, y Pánfilo Ayala, el presidente de la filial de FAA de Misiones, Jorge Butiuk; José Alberto Shultz de la filial de Santa Sylvina y el sub secretario de algodón del Chaco, Omar Farana.

Butiuk planteó las dificultades que están viendo en el funcionamiento del Instituto Nacional de la Yerba Mate, e indicó que los yerbateros en los últimos años están recibiendo un precio tan bajo que los deja casi sin rentabilidad y en muchos casos por debajo de los costos de producción. Además, denunciaron  la falta de cumplimiento de la Ley Nacional del INYM y solicitaron que se encuentre una solución al tema.

En relación con la producción bananera, la FAA indicó que está pronta la cosecha en Formosa y al mismo tiempo se sufre la importación de bananas de Paraguay y Ecuador. “Esto provoca una baja de los precios y dificultades para comercializar la producción formoseña”, dijeron desde la entidad. En este sentido, Pánfilo Ayala expresó “la necesidad de trabajar en un protocolo de seguridad, y en gestiones ante SENASA vinculadas a la sanidad, no sólo a la mercadería sino a la utilización de cajas que provienen de Paraguay”.

Por su parte, Farana y Zieseniss plantearon el reclamo de los productores algodoneros, “un cultivo que viene perdiendo a lo largo de estos años cientos de miles de hectáreas en todo el NEA, con el dato que este año ha sido una de las peores siembras en la Argentina”. Los federados señalaron que la situación en la cadena es preocupante, y que “se vive la peor crisis del algodón por el precio”. También plantearon la problemática del picudo, “una plaga que hay que combatirla, y el ministro Buryaire se ha comprometido a destinar recursos del Fondo de Fortalecimiento de las Economías Regionales para combatir esta plaga en el Chaco, Formosa, Santiago De Estero”, dijeron los dirigentes de FAA.

Asimismo, durante el encuentro se discutió la situación de los productores afectados por la emergencia hídrica y las cinco mil familias productoras afectadas por el temporal del domingo en el cordón hortícola de La Plata. Al respecto, se solicitó un mecanismo de ayuda nacional para esta situación.

Los federados reiteraron el pedido de ampliar la asistencia económica a los productores afectados por incendios e inundaciones. En relación con eso, Buryaile mostró compromiso para articular con las provincias afectadas para que esta ayuda pueda llegar a través de los ministerios provinciales tanto de Córdoba, Santa Fe, Entre Ríos, Buenos Aires y Chaco, de acuerdo a la entidad gremial.

En relación al cambio climático y sus consecuencias, Príncipe expresó: “hay que discutir en la agenda pública sobre el tema, con la necesidad de trabajar hacia un ordenamiento territorial, una planificación en lo rural y en lo urbano. El monocultivo es uno de problemas -trae aparejada menos absorción de agua en nuestros campos- y resolver eso requiere una política pública activa que promueva y fomente la diversificación de cultivos, la vuelta a trabajar con pasturas que puedan hacer mejor absorción de las lluvias, y un plan de infraestructura, de obras hídricas articulado entre Nación y las provincias, que incluya planificación de los rural, urbano y suburbano”.

Los representantes de FAA le reiteraron a Buryaile el pedido de que se aumenten los recursos del Fondo de Emergencia Agropecuaria, que, según los federados, hoy es insuficiente para atender las pérdidas por los daños climáticos. “Planteamos que hay que trabajar en la Ley de Emergencia que incluya una asistencia pequeños productores, un seguro multiriesgo para minimizar los impactos a los productores agropecuarios, para que sea parte de una agenda inmediata, tanto del Ejecutivo, como del Legislativo para este 2017”, indicaron. Al tiempo que pidieron debatir “ los temas pendientes para dar solución a los pequeños y medianos productores como Ley de Arrendamiento, Seguro Multiriesgo, Ley de Semilla, Precio Mínimo Sostén para las Economías Regionales, entre otros”.

 

Foto: protesta realizada por productores de banana de FAA en 2016

Mariela Vaquero

Periodista