Martín García Fernández, presidente del Foro de Genética Bovina habló con Infocampo en el marco de Expoagro y analizó cuál es la situación que atraviesa la ganadería argentina.

“El conflicto más grande que tiene nuestro sector, y que data de hace aproximadamente 50 años, es que cuando sube el precio de las exportaciones, se termina castigando al consumo interno. Todos los gobiernos han intentado luchar contra eso con diferentes medidas, pero no han hecho más que pisar el negocio”, analizó.

Y continuó: “Estuvimos entre los cinco países más exportadores de carne bovina del mundo, y hoy no aparecemos ni en las estadísticas. Lo que se hizo en pos de ‘la mesa de los argentinos’ fue brutal, pero seguimos teniendo una marca país, una mercadería de calidad, y los recursos humanos necesarios para recuperar terreno”.

Consultado sobre cómo se resuelve éste conflicto entre el mercado doméstico y las exportaciones, García Fernández dijo que “es cuestión de entender que hay negocio para todos, porque la demanda mundial está. Se calcula que para el año 2020 China aumentará de forma significativa sus importaciones de carne bovina, y que no hay país que pueda abastecerlo. Por eso debemos apuntar a ser más productivos, y abastecer al mercado interno y externo a la vez”.

El mapa genético

En relación a cómo está la genética del sector, Martín indicó que “todo el negocio se resintió porque los productores se dedicaron a ver cómo sobrevivían dentro del sector. De todas maneras las asociaciones de criadores siguieron trabajando muy bien, y algunas grandes firmas también pudieron incorporar tecnología y genética de calidad”.

“Si Dios quiere, éste año el Foro va a incorporar un sistema de Corrales de Testaje para Eficiencia de Conversión que se va a hacer en todo el país junto al apoyo del INTA, del Ministerio de Agroindustria, Universidades, articulando público y privado para agregar valor”, aseguró.

Según García Fernández: “Hoy en día podes tener un novillo comiendo en un corral con un 25 o 30% más de eficiencia que otro que come lo mismo y está al lado. El desafío es identificar ese animal más eficiente y poder trabajar con la genómica para que el día de mañana puedas elegirlo como hoy elije una soja, con determinada tecnología incorporada, como podría ser la resistencia a insectos”.

Mirá la nota completa y entérate cómo va a funcionar el novedoso testaje.

Por Facundo Mesquida / @JFMesquida

Facundo Mesquida

Periodista