Directivos del INYM reciben hoy a yerbateros tras las protestas del fin de semana

Productores yerbateros y el directorio del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) intentarán llegar este lunes a un acuerdo para solucionar la problemática del sector en Misiones, en una reunión convocada a partir de las 10.

Ayer, nuevamente realizaron un acampe frente al INYM “esperando novedades”. “Por su parte, Rentas (entidad provincial de fiscalización) ya hizo lo suyo, también hizo su parte la AFIP y el gobierno provincial”, señaló el titular de la Asociación Civil de Yerbateros del Norte, Julio Peterson, a la radio local Libertad.

En referencia a si las autoridades del INYM se contactaron con ellos, Peterson dijo: “Nos llamaron y nos dijeron que al INYM no van a venir pero sí nos van a recibir a las 10 de la mañana en el IFAI por gestión de Ricardo Maciel (funcionario provincial), donde ahí si estarían dispuestos a sentarse a trabajar”.

Por otra parte, señaló que siguen reclamando la renuncia de los representantes de la producción en el INYM: “Hoy más que nunca queremos la renuncia porque justamente los directores que nos tienen que representar, estar con nosotros, venir a trabajar acá juntos a buscar una salida no aparecieron hasta el momento”.

También comentó que en el acampe hubo “unos 136 productores y unos 54 trabajadores”, además de “230 personas de Andresito, 160 de San Pedro y otros de Jardín América”.

Asimismo, se llevó a cabo un “yerbatazo cultural”, del que participaron músicos distinguidos como el Gringo Barreto, Joselo Schuap y distintas bandas de música. “Quiero agradecer a los músicos que vinieron voluntariamente de corazón a apoyar y hacer un yerbatazo cultural, ellos saben y conocen de cerca toda la problemática”, finalizó Peterson.

El viernes pasado el ministro del Agro de la Provincia, José Luis Garay, mantuvo una reunión en la sede local de la AFIP con técnicos de esa entidad y funcionarios locales de Rentas, donde se avanzó con los controles a los grandes industriales, la eliminación de la figura del acopiador y la eliminación de los denominados contratos “Maquila”, mecanismo por el cual los molineros alquilan las chacras a los productores por 30 o 60 días con un anticipo a cuenta, pero no completan el pago de la materia prima hasta que no terminen de cosechar la hoja verde.

“Se trata de un gran avance porque con este mecanismo los industriales hacen un pago parcial de alrededor de $2 por kilo de hoja verde con el compromiso de completar el pago una vez terminada la cosecha, pero al final de la misma le practican descuentos por los costos del transporte y otros insumos y finalmente el productor termina entregando su yerba por $2”, había explicado Garay a Télam.

La noticia fue bien recibida por los productores, pero en una asamblea decidieron continuar con el acampe.

 

Marina Friedlander

Periodista