El apicultor que usa el sonido de las abejas para hacer música electrónica

Un apicultor europeo encontró una manera increíble de combinar sus dos mayores pasiones: las abejas y la música.

El artista registra las frecuencias de sus abejas y las usa para crear composiciones musicales electrónicas originales.

Este productor produce música abstracta, pero lo realiza con un propósito más importante: utiliza su inusual música para crear conciencia sobre el “problema de colapso de colonias”, un fenómeno que comenzó en 2006 donde una cantidad considerable de abejas obreras de una colmena desaparecen abruptamente.

No se sabe exactamente cuáles fueron las causas, pero se cree que fue por una pandemia de ácaros Varroa que transmite a las abejas el virus de las alas deformes, o a otras enfermedades de las abejas.También se han propuesto como causas el estrés por cambios en el entorno, desnutrición o productos químicos.

“Bioni”, como se hace llamar el apicultor, asegura que al usar abejas como instrumento musical puede comunicarse con las personas más fácilmente para que se tome conciencia esta situación y los peligros que su extinción representa para la humanidad.

“Trabajé en torno a la idea de presentar algo que tiene un mensaje ecológico subyacente, pero se presenta de una manera que interesa a geeks y personas interesadas en la música electrónica y la informática”, afirma Bioni.

Comenzó a grabar y analizar las frecuencias de sus abejas, como las “canciones” que hacen las reinas cuando se comunican con sus colmenas, y las usa en sus composiciones electrónicas.

También pasó una década, desde 2006 hasta 2016, inventando Hive Synthesizer, “un sintetizador modular en constante expansión hecho con componentes eléctricos reciclados, que emula ‘sonidos de abejas’ y usa miel como resistencia eléctrica orgánica”.

Su música ha sido presentada en festivales y galerías de arte con conciencia ambiental en toda Europa, e incluso en Canadá.Siempre se desempeña en su clásico traje de apicultor, y a menudo utiliza configuraciones simbólicas durante sus sets.

Uno de los descubrimientos más importantes de Samp fue que la miel podría usarse como resistencia para limitar el flujo eléctrico a través de un circuito. Utilizó la miel para ajustar el sonido de su Hive Synthesizer, dando a su música lo que él llama “un elemento orgánico”.

Actualmente también está diseñando una escultura hexagonal giratoria que emite un campo magnético que crea el sonido.

Solana Sommantico