El fin de la siembra de soja a nivel nacional queda postergado para el 2017

“Lluvias registradas durante el pasado fin de semana superaron los 250 mm acumulados en diferentes localidades del centro de la región agrícola, provocando inundaciones y anegamiento de lotes y caminos en sectores del Sur de Córdoba, Núcleo Norte y Núcleo Sur. En contraposición, amplios sectores del sur bonaerense no registraron precipitaciones y se agrava la condición de déficit hídrico, poniendo en duda la posibilidad de concretar los planes de siembra sobre una superficie aún remanente que se encuentra próxima a 600.000 hectáreas. Bajo este escenario, el avance nacional de siembra logró cubrir el 84,1 % de la superficie proyectada en 19.600.000 hectáreas, reflejando un progreso de 8,2 puntos porcentuales desde nuestro informe previo”, informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Según el Panorama Agrícola Semanal, “más del 40 % del área aún pendiente son cuadros situados en las regiones NOA y NEA, que transitan plena ventana de siembra y mantienen una adecuada condición hídrica. Sin embargo, otro 19 % del área remanente corresponde a lotes de primera y segunda ubicados en el Sudeste de Buenos Aires. En esta última región, la ventana de siembra se encuentra próxima a finalizar y de no registrarse lluvias dentro de los próximos días deberemos realizar ajustes de superficie que indefectiblemente impactaran sobre nuestra actual proyección nacional área destinada al cultivo”.

sin-titulo“Si bien las abundantes lluvias registradas durante los días previos provocarán pérdidas de cuadros que deberán ser resembrados en sectores puntuales, también aportaron un alivio importante en amplios sectores de Córdoba y Santa Fe. Puntualmente en Córdoba, cuadros implantados en fechas tempranas aún transitan etapas vegetativas de diferenciación de hojas y son muy pocos los que ya inician etapas de floración (R1). En la provincia de Santa Fe predomina una condición de exceso hídrico luego de las abundantes lluvias del pasado fin de semana, y los cuadros más desarrollados comienzan floración (R1) reflejando una condición de cultivo que varía de buena a muy buena”, finalizó el último PAS del 2016.