El sciolismo propone eliminar las retenciones al maíz y al trigo

El Presidente de la Cámara de Diputados, Julián Dominguez, aseguró hoy que el equipo de Daniel Scioli estudia “sacar transitoriamente las retenciones al maíz”, medida que también sería aplicada al trigo.

Además de devolver la rentabilidad del cultivo, la iniciativa apunta al cuidado de la tierra “principal capital de la región”, destacó. En ese sentido, aseguró que “hay que ir a una política de rotación de suelos independientemente de la rentabilidad de los negocios”. 

Para el exministro, “el tema del maíz se impone” por lo que “el tema de retenciones hay que resolverlo rápidamente para garantizar el estado del suelo”, enfatizó. 

“Creemos que hay que avanzar en un millón de hectáreas sembradas para la próxima campaña”, agregó al disertar frente a empresarios en el IV Foro Nacional de Agronegocios organizado por LIDE.

Entre otras cuestiones que afectan la rentabilidad, Dominguez admitió que “hay un problema estructural de costos de fletes que nos se va a resolver rápidamente” por lo que “hay que alentar la inversión y el financiamiento para industrializar la producción y garantizar que los productores sigan siendo productores”.

En ese contexto, el presidente de la Cámara Baja propuso “la aplicación de financiamiento a tasa cero en lugares claves y el subsidios de los costos de traslado de la mercadería, para seguir industrializando la ruralidad”.

Sobre las políticas

“El error que comentemos todos los argentinos es enamorarnos de instrumentos que por ahí sirven en un momento determinado”, dijo Domínguez en otro pasaje de su discurso. En ese sentido, disparó: “No soy dogmático. Los instrumentos de política fiscal son eso: instrumentos de política fiscal”. 

En cuanto al balance de los últimos años de gobierno kirchnerista, resaltó la creación del Ministerio de Agricultura “que le dio jerarquía a la actividad en la política de Estado”. 

A su vez, entre las cuentas pendientes, mencionó la necesidad de una mayor interacción de la cartera de Agricultura con el área de Comercio Exterior y la de Industria. 

“Si Daniel Scioli es presidente el desarrollo de la industria y la agricultura van a ir juntos pero también el comercio exterior. No se pueden tomar medidas desvinculadas de lo que pasa en el escenario internacional”, subrayó.

También afirmó que se debe reiniciar la negociación conjunta con Brasil para “abordar la demanda asiática”. Una estrategia que se impulsó cuando él fue Ministro pero que se interrumpió por problemas políticos en el país vecino a raíz de denuncias de corrupción. 

Más valor agregado

Con respecto al favorable escenario internacional a futuro, vinculado con la demanda asiática, destacó la “necesidad de generar mayor valor agregado”.

“El principal desafío es liderar una corriente de inteligencia competitiva que tenga obsesión por generar valor agregado, porque los países y las empresas que más ganaron son las que más invirtieron en ciencia y tecnología”, sintetizó.

En ese contexto, puso foco en la gran potencialidad de desarrollo que tiene la Argentina. Según los datos presentados, el valor promedio de las exportaciones agroindustriales del país son de U$S 600 por ton, mientras que el de Estados Unidos alcanza los U$S 1.000 y el de Nueva Zelanda llega a U$S 1800. 

Con su presentación en el foro de LIDE, Domínguez se puso al frente de los temas agropecuarios de la campaña presidencial de Scioli y su nombre ya suena como futuro ministro de Agricultura en el caso de que el candidato oficialista triunfe en las próximas elecciones. 

Marcos Lopez Arriazu
@marcosarriazu

Info Campo