En EE.UU. reclaman prohibir las importaciones de carne vacuna de Brasil por el escándalo

Una organización estadounidense, que agrupa productores ganaderos de todo el país, solicitará al gobierno que preside Donald Trupm prohibir el ingreso de carne brasileña hasta que se restablezca el etiquetado del país de origen en los productos importados (COOL).

R-CALF USA, una organización sin fines de lucro que representa a productores de ganado vacuno y ovino a nivel nacional, lanzó el pedido con el objetivo de recolectar 100.000 firmas en los próximos 30 días en busca de la prohibición, según indica un artículo de la consultora Blasina y Asociados.

Aunque EE.UU. no suspendió el ingreso de carne brasileña cuando se hizo pública la operación federal “Carne Débil”, toda la carne vacuna de ese país está sujeta a un proceso de reinspección por parte del Servicio de Seguridad e Inspección de Alimentos (FSIS) al momento de ingresar a EEUU.

De todos modos, R-CALF cree que la carne brasileña es “insegura”,  y ve un riesgo en que el país de origen no sea identificado en el producto vendido al público. “Los consumidores no tendrán ni idea de qué carne fue producido por el ranchero estadounidense”, señaló Bill Bullard, CEO de R-CALF, considerando que el producto solo cuenta con una etiqueta oficial de inspección de EEUU.

Los primeros envíos de carne fresca de Brasil llegaron a los Estados Unidos en octubre de 2016.

 

Info Campo