La Ley de emprendedores aplicada a la agroindustria

Finalmente la Ley de Emprendedores lanzada a mediados del año 2016 por el Presidente de la República, Mauricio Macri, por iniciativa del Ministerio de Producción, fue aprobada por unanimidad en la Cámara del Senado del Congreso de La Nación.

La herramienta legislativa, ofrece diferentes medidas que buscan fortalecer al ecosistema emprendedor del país, del cual forman parte los emprendedores rurales que se centran principalmente en iniciativas como las de los e-commerce, proyectos biotecnológicos, de desarrollo de software, robótica, drones, agricultura de precisión, etc.

¿Cuáles son los puntos destacados de la Ley de Emprendedores?

Creación de empresas y apertura de cuentas en 24 hrs:

Una medida que hace frente a la realidad que indica que formalizar una empresa en la actualidad, requiere de un promedio de 45 a 60 días.

Sociedades por Acción Simplificadas (SAS):

Una herramienta que busca hacer más sencillos los trámites para la formalización de una empresa, permitiendo constituirlas con un único socio, declarar un objeto amplio de negocio (importante en la nueva economía), digitalizar firmas, libros y poderes, emitir acciones de mismo derecho a diferente precio, entre otras cosas.

Beneficios impositivos:

– Se establece un paquete de incentivos impositivos a la inversión en ideas argentinas de emprendedores.
– Hasta un 75% de las inversiones que se realicen contarán con un descuento del 10% en el Impuesto a las Ganancias.

Crowdfunding o financiamiento colectivo:

Ofrece más alternativas a los pequeños ahorristas porque se aprovecha el alcance del internet para conectar emprendedores e inversores de todo el país y así permitir que, con pequeños aportes de muchas personas, se puedan llevar a cabo grandes proyectos e iniciativas empresariales sin la necesidad de un gran inversor.

Reconocimiento de empresas sustentables

El marco legal de estos emprendimientos se establece en el proyecto de Ley de Sociedades de Beneficio e Interés Colectivo, complementario de la Ley de Emprendedores.

De esta forma, los emprendedores del agro se pueden ver beneficiados con simplificación de trámites, financiamiento (necesario en especial para emprendimientos como los de robótica, biotecnología, etc), beneficios impositivos y apoyo a la preservación del medioambiente que es fundamental para el buen desarrollo de la agroindustria.

Por Juan Manuel Barrero
Socio
Barrero & Larroudé

Juan Manuel Barrero