| InfocampoTV

Un satélite desarrollado en Bariloche será utilizado para alerta de inundaciones y estudio agrícola en todo el mundo

Permitiria elaborar mapas de riesgo de enfermedades en cultivos, crear sistemas fertilizantes y detectar otras emergencias ambientales.

04.01.2018 | Por Xavier Hernández
Xavier
Hernández

El Saocom 1A es un satélite tecnología avanzada que dará 14 vueltas por día a la Tierra durante los 10 años de vida útil estimada. El satélite formara dos constelaciones de satélites, SAOCOM 1 y SAOCOM 2 y a su vez cada constelación estará integrada por dos satélites, SAOCOM 1A y SAOCOM 1B, y SAOCOM 2A y SAOCOM 2B.

Según informaron desde la CONAE (comisión Nacional de Actividades Espaciales), esta misión llevará al espacio una compleja tecnología de observación de la Tierra mediante radar de apertura sintética (SAR) en banda L, especialmente diseñado para detectar la humedad del suelo. Esta información será utilizada en agricultura para elaborar mapas de riesgo de enfermedades de los cultivos (como el hongo fusarium, perjudicial para el trigo), para crear sistemas de aplicación eficiente de fertilizantes y desarrollar modelos hidrológicos de alerta temprana de inundaciones, especialmente sobre la región pampeana. Los satélites SAOCOM funcionarán en conjunto con cuatro satélites italianos en el Sistema Italo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (SIASGE), creado por la CONAE y la agencia espacial italiana ASI, para contribuir a la gestión de emergencias y el desarrollo económico mediante información de origen espacial.

“Por su complejidad, es el proyecto más importante encarado por el sistema científico tecnológico argentino. Es jugar en las ligas mayores de satélites científicos de observación junto a la NASA (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EEUU) y la ESA (Agencia Espacial Europea)”, dijo a la agencia Télam, Fernando Hisas, jefe de Proyectos de Conae.

Ademas explicó que es “el primer satélite de tele-observación de baja frecuencia, lo que le da una capacidad de medición de humedad en suelos entre nubes, lluvias y tormentas, lo que no pueden hacer los satélites ópticos de alta frecuencia”.

“Esto permite ir monitoreando los suelos, incluso bajo el nivel de la superficie, y ver cómo se va saturando de humedad. Sumado a un pronóstico de lluvias, es de gran utilidad para anticipar inundaciones, con efectos en tierras productivas y también de grave impacto social”, señaló el científico.

Valoró además “el valioso uso que le dará el país para su producción y planificación social, además del aporte de la integración al sistema internacional con Italia, que por contrapartida le da acceso privilegiado a imágenes y datos”.
Añadió que “sólo por la posibilidad de estudios y prevención de inundaciones en la Pampa Húmeda, el retorno de la inversión que hace el país está cumplido”, y vaticinó “una importante fuente de ingresos con la comercialización prevista en la venta de imágenes y datos”.

El satélite fue diseñado y fabricado en la sede central de Invap en Bariloche, donde también se encuentran la agencia satelital ArSat. En junio lo enviaran a Estados Unidos para su lanzamiento en agosto, desde la estación Vandemberg, en California.

Enlace corto a la nota
19.03.2018 | Por Xavier Hernández

La Universidad Nacional de la Plata trabaja en satélites para el agro

Los académicos trabajan en el complejo de satélites SAOCOM 1 A y 1B, que están siendo desarrollados por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales a quien aportan técnicas de interés agronómico