Publicidad Cerrar X
| Infocampo, noticias del campo

Cayó la venta de maquinaria agrícola en Europa

A diferencia del caso de la Argentina, el viejo continente registró retrocesos, principalmente en tractores.

19.09.2016
Infocampo
Infocampo

Mientras que España lleva un par de años levantando tímidamente la cabeza, los principales mercados europeos siguen sufriendo una crisis que contrarresta esa recuperación debido al estancamiento en los números de las grandes marcas. Alemania sigue liderando los descensos y a finales de agosto aún no había alcanzado las veinte mil unidades inscritas (-10,2%), mientras que el otro gran mercado, Francia, ha remontado un 3,2% hasta superar los 13.500 tractores vendidos, aunque las previsiones para final de año no son muy halagadoras. Italia y Gran Bretaña también se encuentran sumidas en números rojos. Si en los principales mercados europeos se habían inscritos 56.500 en el primer semestre de 2013, esa cifra ha caído hasta 47.400 tan solo tres años después.

Según Interempresas, las ventas globales de tractores en todos los mercados europeos descendió 5,5% en el primer semestre de 2016 respecto al mismo periodo de 2015. La bajada se debe principalmente a un descenso a la demanda en los tractores entre 50 y 250 CV, categorías especialmente solicitadas por los agricultores que actualmente se encuentran con dificicultades por los bajos precios que están pagando actualmente por las commodities y la leche. Una situación que se podría agravar, según el CEMA, ante unas cosechas irregulares y una fluctuaión de precios de las materias primas. En los tractores de menos de 50 CV la demanda se mantiene estable, mientras que en las categorías de mayor potencia se registra un ligero incremento. Se espera que a finales de año el descenso en los principales mercados europeos (Alemania, Francia, Italia, Gran Bretaña, España, Países Bajos, Bélgica, Dinamarca y Austria) sea de aproximadamente el 3,3%.

Alemania sigue sufriendo descensos significativos

El principal mercado europeo en unidades vendidas sigue viviendo, por segundo año consecutivo, una situación muy complicada. Hasta el 31 de agosto se habían inscrito 19.029 tractores, un 10,2% menos que el año anterior (un 13,2% si tenemos en cuenta solo los tractores > 50 CV). A estas alturas, y a falta del último cuatrimestre, el ejercicio anterior ya se habían superado las 21.000 inscripciones. Las previsiones dudan mucho de que se llegue a las 30.000 unidades a final de año, una cuota psicológica en el mercado alemán, principalmente por una caída que supera el 20% en los tractores con potencias superiores a los 150 CV.

Por marcas existe una igualdad absoluta entre John Deere (18,6%) y Fendt (18,5%), copando entre ambos más de un tercio del mercado alemán. El podio lo completan a estas alturas del año Deutz-Fahr, con un 8,7%, y Claas con un 8,3%.

Francia mejora, aunque con perspectivas negativas

Después del brusco descenso del pasado año, Francia se está tomando un respiro para volver a cifras razonables. A 31 de agosto se habían inscrito en el mercado galo 13.459 tractores, un 3,2% más que el año anterior. Analizando las cifras intermensuales (el mes de junio se cerraba con un +13,2%), se está registrando un descenso progresivo en los últimos meses, hasta tal punto que la CEMA calcula que en el segundo semestre el mercado caerá un 2%.

Italia y Reino Unido también siguen la senda del descenso

El mercado transalpino, uno de los grandes fabricantes europeos de tractores, tampoco está viviendo un año fácil. Hasta el pasado 30 de junio se habían matriculado 9.096 máquinas, un 4,4% menos que en 2015. Las previsiones para final de año rondan los 18.000 tractores inscritos. Por marcas New Holland sigue claramente liderando el mercado con un 22,2% de cuota, aunque ha perdido más de un punto respecto a 2015 que han ganado sus perseguidores: Antonio Carraro (10,4%) y Landini (10,1%). Buenos números también para Same, que asciende hasta el 9,4%, y Kubota, que gracias al M7001 llega a superar el 5,5%. Un análisis detallado, con las caídas también de John Deere y Deutz-Fahr, vislumbra que al igual que en el resto de mercados europeos el segmento más lastrado es el de la media-alta potencia.

Reino Unido, donde hemos de añadir el Brexit y la inestabilidad de la libra esterlina a la situación global, también se ha sumado a los números negativos. El segundo cuatrimestre se cerraba con 7.277 tractores nuevos inscritos, un 8,6% menos que a finales de agosto de 2015.

Tags