Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

El RENATRE inicia la fiscalización de los trabajadores rurales

El registro nacional de trabajadores rurales y empleadores realizará, a partir de agosto, y en varias provincias del país, la fiscalización de tareas, donde se comprobará cuántos puestos laborales genera el campo argentino. Pablo Orsolini, presidente del RENATRE, expuso que si bien hoy la entidad cuenta con 400 mil trabajadores y 70 mil empleadores inscriptos, "sabemos que hay mucho más" y advirtió que "están siendo objeto de una competencia desleal de gente que está trabajando en negro".

29.07.2005
Infocampo
Infocampo

Orsolini destacó en Infocampo TV que “el Renatre viene trabajando muy fuerte desde su constitución hace 3 años”.

Así, explicó que “hoy ya estamos rondando los 400 mil trabajadores y los 70 mil empleadores, pero todavía estamos muy lejos de los números finales porque no tenemos un registro exacto de cuántos existen”.

×

Sin embargo, aseguró que “sabemos que hay mucho más, tanto trabajadores como empleadores”.

El dirigente expuso que “estamos otorgando libreta de trabajador y también entrando en varias etapas más de las que la ley que creó el Renatre nos manda, como es la ley de la fiscalización”.

Orsolini destacó que “estos años, veníamos concientizando a la gente de la inscripción, de la necesidad de ingresar al circuito formal de la economía y llegó una etapa, que no es la más grata para el Renatre ni para los productores, que es ir a verificar sobre el terreno si realmente han cumplido con lo que la ley establece”.

Así, resaltó que “a partir de agosto vamos a comenzar a fiscalizar en todo el país” y manifestó que “es un compromiso que tenemos con los trabajadores y empleadores inscriptos, porque están siendo objeto de una competencia desleal de gente que quizás, alambrado de por medio, está trabajando en negro”.

Por otro lado, el dirigente señaló que “todo lo que sea mano de obra intensiva es lo que más problemas tiene y va a tener”.

Así, destacó el caso de Mendoza con los viñedos, Tucumán con la producción citrícola, la caña de azúcar y el noreste con el algodón, entre otros.

Orsolini observó que “hoy en el Renatre, están sentados tanto el gremio de los trabajadores, como las 4 entidades empleadoras; por lo tanto, acá hay que salir a buscar la solución del problema”.

En este sentido, destacó la necesidad de que “los trabajadores tengan la seguridad social que les corresponde tener por derecho, y los empleadores, tengan seguridad jurídica, que es lo que tienen que analizar”.

En cuanto a los receptores del plan trabajar, que no están dispuestos a dejarlo, el dirigente sostuvo que “esas son las cosas que hay que corregir con el gobierno nacional”.

Así, señaló que “nosotros no negamos que en su momento o aún hoy, en algunos lugares, todavía hay que seguir teniendo los planes jefa y jefe pero, en otros lugares, estos planes están siendo impedimento para que la gente vaya a trabajar y además ingrese al circuito formal de la economía”.

Orsolini agregó que “nosotros tenemos algunas herramientas para esta mano de obra intensiva”.

De esta manera, destacó la elaboración de un “proyecto de ley marco para establecer un convenio con responsabilidad gremial”, que aun espera ser tratado en el Congreso Nacional.

Sobre la iniciativa, el titular del Renatre aclaró que “está bastante atrasado en su tratamiento y esperemos que salga”, porque “esa ley significará que cada producción de mano de obra intensiva, como por ejemplo los viñedos o el algodón, puedan hacer un convenio para que el productor aporte en el momento de la cosecha”.

Así, explicó que algunas producciones son cíclicas, por lo que el productor tiene 3 meses de ingreso y luego 9 meses durante los cuales no percibe ganancias.

“La idea es que en esos 3 meses pueda aportar para tener todo el año cubierto y así pueda tener en blanco o formalmente toda su gente”, argumentó Orsolini.

Verónica Scornik

vscornik@infocampo.com.ar

Tags

El RENATRE inicia la fiscalización de los trabajadores rurales

El registro nacional de trabajadores rurales y empleadores realizará, a partir de agosto, y en varias provincias del país, la fiscalización de tareas, donde se comprobará cuántos puestos laborales genera el campo argentino. Pablo Orsolini, presidente del RENATRE, expuso que si bien hoy la entidad cuenta con 400 mil trabajadores y 70 mil empleadores inscriptos, "sabemos que hay mucho más" y advirtió que "están siendo objeto de una competencia desleal de gente que está trabajando en negro".

29.07.2005
Infocampo
Infocampo

Orsolini destacó en Infocampo TV que “el Renatre viene trabajando muy fuerte desde su constitución hace 3 años”.

Así, explicó que “hoy ya estamos rondando los 400 mil trabajadores y los 70 mil empleadores, pero todavía estamos muy lejos de los números finales porque no tenemos un registro exacto de cuántos existen”.

×

Sin embargo, aseguró que “sabemos que hay mucho más, tanto trabajadores como empleadores”.

El dirigente expuso que “estamos otorgando libreta de trabajador y también entrando en varias etapas más de las que la ley que creó el Renatre nos manda, como es la ley de la fiscalización”.

Orsolini destacó que “estos años, veníamos concientizando a la gente de la inscripción, de la necesidad de ingresar al circuito formal de la economía y llegó una etapa, que no es la más grata para el Renatre ni para los productores, que es ir a verificar sobre el terreno si realmente han cumplido con lo que la ley establece”.

Así, resaltó que “a partir de agosto vamos a comenzar a fiscalizar en todo el país” y manifestó que “es un compromiso que tenemos con los trabajadores y empleadores inscriptos, porque están siendo objeto de una competencia desleal de gente que quizás, alambrado de por medio, está trabajando en negro”.

Por otro lado, el dirigente señaló que “todo lo que sea mano de obra intensiva es lo que más problemas tiene y va a tener”.

Así, destacó el caso de Mendoza con los viñedos, Tucumán con la producción citrícola, la caña de azúcar y el noreste con el algodón, entre otros.

Orsolini observó que “hoy en el Renatre, están sentados tanto el gremio de los trabajadores, como las 4 entidades empleadoras; por lo tanto, acá hay que salir a buscar la solución del problema”.

En este sentido, destacó la necesidad de que “los trabajadores tengan la seguridad social que les corresponde tener por derecho, y los empleadores, tengan seguridad jurídica, que es lo que tienen que analizar”.

En cuanto a los receptores del plan trabajar, que no están dispuestos a dejarlo, el dirigente sostuvo que “esas son las cosas que hay que corregir con el gobierno nacional”.

Así, señaló que “nosotros no negamos que en su momento o aún hoy, en algunos lugares, todavía hay que seguir teniendo los planes jefa y jefe pero, en otros lugares, estos planes están siendo impedimento para que la gente vaya a trabajar y además ingrese al circuito formal de la economía”.

Orsolini agregó que “nosotros tenemos algunas herramientas para esta mano de obra intensiva”.

De esta manera, destacó la elaboración de un “proyecto de ley marco para establecer un convenio con responsabilidad gremial”, que aun espera ser tratado en el Congreso Nacional.

Sobre la iniciativa, el titular del Renatre aclaró que “está bastante atrasado en su tratamiento y esperemos que salga”, porque “esa ley significará que cada producción de mano de obra intensiva, como por ejemplo los viñedos o el algodón, puedan hacer un convenio para que el productor aporte en el momento de la cosecha”.

Así, explicó que algunas producciones son cíclicas, por lo que el productor tiene 3 meses de ingreso y luego 9 meses durante los cuales no percibe ganancias.

“La idea es que en esos 3 meses pueda aportar para tener todo el año cubierto y así pueda tener en blanco o formalmente toda su gente”, argumentó Orsolini.

Verónica Scornik

vscornik@infocampo.com.ar

Tags