Publicidad Cerrar X

La Mesa de Enlace pedirá la eliminación de las retenciones a la carne

Además, los técnicos de la Sociedad Rural Argentina, la Federación Agraria Argentina, Coninagro y Confederaciones Rurales Argentinas que participarán de la Mesa de Ganados y Carnes, convocada por esa cartera solicitarán una reducción de la presión fiscal, supresión del peso mínimo de faena y la promoción de la transparencia en el mercado interno.

Aunque en Agricultura son cautos respecto de cualquier medida que implique una reducción de impuestos o que colisione con el acuerdo de “precios cuidados”, instrumentado por el Ministerio de Economía y prefieren hablar de una mejora productiva, los industriales frigoríficos creen que en Economía hay un reconocimiento de los problemas que tiene la cadena de ganados y carnes donde admiten que la relación entre consumo interno y exportación, hoy 94%/6%- debería alcanzar por lo menos un tradicional 80/20 por ciento.

En el encuentro que será coordinado por el subsecretario de Ganadería, Jorge Dillon, un especialista de la actividad y con dilatada trayectoria en el Servicio Nacional de Sanidad Agroalimentaria, los ruralistas plantearán la necesidad de eliminar el sistema de Registros de Operaciones de Exportación y las “baratas” por las cuales los frigoríficos exportadores debían entregar a los supermercados cortes a bajo precio.

Asimismo pretenden rebatir la política de defensa de la “mesa de los argentinos” ya que afirman que la población podrá acceder a carne barata si hay más producción y, para ello, deben darse señales de precio para la cadena y complementar el mercado interno con el de exportación.

Respecto de las propuestas para reducir la presión fiscal, además de proponer la eliminación de los derechos de exportación, exhortarán a aplicar el IVA anual, aprobar el ajuste por inflación de los balances y restablecer los reintegros a la exportación.

En cuanto a las medidas de mediano plazo, afirman que se debería rever la ley federal de carnes, para mejorar la fiscalización y habilitación de las plantas de faena, conseguir un estándar sanitario mínimo a nivel nacional y migrar paulatinamente de una comercialización de medias reses a una comercialización de cortes según informa el diario La Nación.

Además, respecto de las medidas para la producción, proponen un plan de estímulo a la inversión ganadera mediante incentivos fiscales para la amortización acelerada en la inversión de pasturas, agroquímicos, fertilizantes, compra de reproductores y genética. También, impulsan desgravaciones impositivas a la producción de animales pesados para lograr una mayor producción de carne, lo que traccionaría a las otras categorías de la producción.

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: