| InfocampoTV

Rodolfo Ferrari e Hijo: Un ejemplo de articulación entre servicios rurales e agroindutria

Rodolfo Ferrari e Hijo es uno de los exponentes de la trama contemporánea del agronegocio pampeano.

10.06.2011 | Por Infocampo
Infocampo

La compañía sita en el partido bonaerense de Chacabuco opera en el segmento de la distribución de insumos y servicios de cosecha.

Nació en 1983 con una pequeña planta con la que comercializó unas 5.000 toneladas de maíz y trigo, ya que la soja recién se encontraba en sus albores en esa región.
En la actualidad, la empresa dirigida por Rodolfo César Ferrari mueve anualmente unas 170.000 toneladas por campaña, con una posición muy fuerte en maíz, del orden de las 100.000 toneladas.

De hecho posee una celda de acopio dentro de las instalaciones de la firma también radicada en Chacabuco, Productos de Maíz (brazo local de Corn Products) y dedicada a la molienda húmeda del cereal. Esto le permite cerrar negocios tempranos de maíz con destino industria.

La estructura logística de la firma se completa con una planta en Rawson, con capacidad instantánea para 15.000 toneladas y una flota de siete camiones, aunque en plena cosecha la compañía requiere de 120 unidades que contrata en la ciudad y alrededores.

A mediados de los 90, fue creada FerSem, para operar en el segmento de la multiplicación de semillas. El estratégico vínculo con la compañía Nidera los llevó a multiplicar semilla para la empresa.

Pero tal vez la característica distintiva de la compañía es que ha ido integrando su negocio no hacia el lado de la producción primaria (a campo), sino hacia el de la industrialización.

Si bien la firma como tal no es parte de otras empresas, Ferrari es socio en dos emprendimientos transformadores en la región.

Uno es Aceitera Chacabuco SA, una compañía que comenzó a operar en 2008, ubicada sobre la ruta 7 frente a la vecina localidad de Cucha Cucha, del partido de Chacabuco.

Se trata de una planta que muele soja por el proceso de extrusión, para obtener expeller y aceite, con una capacidad de procesamiento de 150 toneladas diarias.
La otra iniciativa es el Molino Rawson SA, emplazado en la localidad homónima perteneciente al partido de Chacabuco y que comenzó a operar a mediados de 2007 con una capacidad diaria de molienda de 60 toneladas. La empresa maneja la paleta de productos clásicos de la actividad, es decir harinas 000, harinas 0000 y semolín.

La información del Banco Central muestra un apalancamiento muy bajo en el mercado de crédito bancario, lo cual sugiere que el crecimiento de este grupo ha sido hecho en base a la reinversión de utilidades.

Tags
Enlace corto a la nota