Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Maíz propone… otros disponen

Alrededor de 150 productores y empresarios de la zona núcleo pampeana decididos a apostar al maíz como un triunfo para la sustentabilidad, fueron convocados por Syngenta para discutir el presente de la gramínea para la que, en 2005/06 se espera una reducción del área sembrada de entre un 10 y un 15%.

27.08.2005
Infocampo
Infocampo

“El objetivo es lograr un acercamiento a los técnicos y darles más herramientas para la toma de decisiones y, como en Syngenta la porción del negocio de maíz es muy fuerte, tanto en semillas como en agroquímicos, tratamos también de fortalecer el cultivo”, explicó el gerente de Productos de Syngenta Semillas, Estanislao Sestak.

Al ser consultado por las perspectivas para el cereal, Sestak dijo que “la Argentina necesita del cultivo de maíz, no sólo por una cuestión estratégica, sino por la integración de la cadena de valor”.

×

En cuanto a la venta de agroquímicos, el gerente de Producto de Syngenta, Matías Balsa, compendió las propuestas que la empresa le ofrece al productor e indicó que si bien la superficie tenderá a una baja, ellos apuntan a mantener las ventas.

Calificados. Podría decirse que son fanáticos, pero no del maíz, sino de la sustentabilidad. Son cuatro asesores del sur de Santa Fe que, reunidos por Infocampo, dieron su opinión respecto del futuro del cereal.

Enrique Martín, está en la Comisión Directiva de Maizar. Al ser consultado por sus expectativas para la próxima campaña, dijo que eran buenas porque “la baja en el área de siembra es menor a la que se estimaba en un principio y la demanda está porque la ganadería tiene buenos precios y necesita del maíz”.

Asimismo, Aldo Malaspina, consideró que es fundamental que los productores tomen conciencia y aseguró que “muchos están haciendo un gran esfuerzo y no le bajan los brazos al maíz”.

Agustín Avellaneda, de Juelen S.A, es conciente de la diferencia entre grandes y pequeños productores. “El productor avanzado está pensando en la estabilidad del sistema, no en la soja como foto, y con buena tecnología se puede pelear el rendimiento”, opinó.

Por su parte, Juan Carlos Rébora, asesor de la zona de Venado Tuerto, consideró que “un aspecto importante es saber que todos los actores son importantes y no depende solamente de una medida del gobierno sino también de la educación de los productores”.

Dos en uno, lo que se viene…

El pasado lunes, la Secretaría de Agricultura aprobó el evento de maíz GA21 de Syngenta resistente al herbicida glifosato.

El secretario Campos habría dado instrucciones de autorizar, cuanto antes, otro maíz genéticamente modificado que combinaría dos cualidades: resistencia al herbicida glifosato (RR) y a ciertas plagas (Bt).

“El evento GA21 logra una mayor eficiencia productiva permitiendo el acceso del cultivo a zonas donde prácticamente hoy no se siembra”, explicó el gerente general de la división de semillas de Syngenta, Hernán Pettinari.

“Hacia el futuro próximo avizoramos la introducción del evento de resistencia a insectos (Bt) en conjunción con el GA21 dentro de la misma planta (técnica llamada apilamiento de genes) que potenciará aún más las oportunidades de desarrollo del cultivo”, explicó.

En el simposio, el encargado de hablar de los avances biotecnológicos fue Alfredo Fenoglio, gerente de Desarrollo de la multinacional suiza. “La Argentina ha seguido los pasos de EE.UU. y ha sido quizás más exitoso en la adopción de los eventos tecnológicos que están hoy en el mercado”, reflexionó.

Fenoglio también se refirió a lo que llamó desarrollos de la “segunda ola”. Serían genes que podrían hacer una defensa contra hongos y algunos factores referidos a la calidad del grano.

Sustentabilidad, manejo y rotación

Determinación del rendimiento, manejo de malezas e insectos, sustentabilidad, enfermedades y la importancia del desarrollo y participación en la cadena, fueron algunos de los temas sobre los que el nutrido grupo de asesores pudo debatir durante dos días en Rosario.

Después de evaluar el comportamiento y los rindes de un campo con rotación maíz-trigo/soja vs. uno con soja, en la zona núcleo, Hugo Ghio, asesor empresario y miembro de Aapresid y Bioceres, indicó que para él la alternativa era incluir gramíneas para resolver la compactación porque permite que se retome la actividad biológica e incrementa la porosidad. Asimismo, explicó que, para él, el laboreo es una solución de momento, para un cultivo solamente.

“El monocultivo no es sustentable, y es por esto que resulta fundamental poner gramíneas, rotar, fertilizar y hacer siembra directa”, enfatizó Ghio.

Una de las disertantes más reconocidas fue la ecofisióloga María Otegui, quien se refirió a las determinaciones del rendimiento del maíz que permiten luego tomar decisiones de manejo. Entre los principales factores, enumeró la fecha de siembra, la instalación del cultivo y el espaciamiento entre surcos, entre otras cosas.

La ecofisióloga mencionó que tal vez a la Argentina le faltaría algo más de precisión en los pronósticos climáticos.

Juan Martínez Dodda | Enviado especial a Rosario

Tags