Publicidad Bajar al sitio
| InfocampoTV

El gobierno atenta contra la libertad

Debemos cambiar la política de confrontación, de aislamiento y de atropello a las instituciones, para empezar a construir un país con más respeto, inclusión social, justicia y libertad.

Print Friendly, PDF & Email
12.11.2010 | Por Infocampo
Infocampo

Las maniobras llevadas a cabo desde el Poder Ejecutivo Nacional tendientes a aplicar mayores controles sobre la legislatura y a condicionar el accionar de la justicia, ponen de manifiesto la voluntad de algunos sectores del Gobierno de no respetar la Constitución ni las leyes.

Este es, a mi juicio, el nuevo gran desafío que debemos afrontar los argentinos. Resultan inadmisibles las actitudes de desobediencia e incumplimiento de fallos judiciales por parte de funcionarios y dirigentes cercanos al Gobierno y es preocupante además, la protección que desde el poder se le brinda a aquellos que han cometido delitos. Clara muestra de ello resulta el desconocimiento al fallo emitido por la Corte Suprema de Justicia respecto a la reposición en su cargo del procurador de Santa Cruz, Eduardo Sosa, y la negativa al requerimiento realizado por Chile para que se efectúe la extradición de Sergio Galvarino Apablaza acusado de asesinar a un senador chileno en plena democracia.  

×

En el primer caso la presidenta Cristina Fernández de Kirchner manifestó abiertamente su apoyo al no cumplimiento de la sentencia. En el segundo es el mismo gobierno que, al tiempo que reclama la extradición de terroristas acusados de participar en el atentado a la Amia, desconoce un fallo de la Corte Suprema y le otorga estatus de refugiado político.  

Una vez más se pone de manifiesto la interpretación de lo que considera democracia el gobierno actual. Así también el Plan Estratégico Agropecuario (PEA), apela a lo que llama SOBERANÍA DESICIONAL. Creen que por haber sido elegidos para asumir el Poder Ejecutivo, su poder de decisión es absoluto, ignorando que se debe respetar el funcionamiento de la República y los compromisos internacionales en la búsqueda del bien común.

, todo dentro de la Constitución.Debemos cambiar la política de confrontación, de aislamiento y de atropello a las instituciones, para empezar a construir un país con más respeto, inclusión social, justicia y libertad

Ese proyecto de país que propongo debe incluir acuerdos públicos y privados para mejorar las condiciones de vida de todos los habitantes de la Nación. Con crecimiento habrá desarrollo para nuestros pueblos.

Como productores estamos apostando permanentemente al país. De un estudio que hizo la Comisión de Enlace con el Movimiento Crea, estimamos que en la campaña 2010/2011 los productores invertiremos en el campo más de 70.000 millones de pesos considerando los 18 principales cultivos agrícolas en todo el territorio nacional.  

Es indudable que con la inyección de este capital, proveniente básicamente de los resultados de la cosecha anterior, y con la aplicación de políticas adecuadas, el sector puede ir paulatinamente alcanzando metas de producción cada vez mayores. Se podrá discutir cuánto es de inversión y cuánto de gasto. Lo concreto es que los productores le “ponemos” al campo en un año, una cifra de dinero que es el 30% de toda la inversión pública y privada del país en ese período. Y esto es sólo en agricultura.   

Otro dato que creo importantísimo: el 70% de la inversión en una primera etapa se distribuye en las zonas de producción. Son $49.000 millones que dinamizan las economías de nuestros pueblos.  

Aquello que dice: SI AL CAMPO LE VA BIEN, LE VA BIEN A LA ARGENTINA, lo podemos demostrar con datos técnicos. Además, repetiremos este trabajo en las economías regionales y en toda la producción ganadera para informar todos los años cuánto aporta, por campaña, el campo para mejorar la calidad de vida de los argentinos y posibilitar así el desarrollo de nuestro país.  

Porque queremos un país con menos pobres y más justicia social. Porque estamos convencidos que con desarrollo lo lograremos. Porque necesitamos un país en donde se respeten y escuchen todas las minorías.

Por eso es indispensable establecer, desde las máximas autoridades gubernamentales, en conjunto con la totalidad de la ciudadanía, un estado de derecho que permita rescatar la república y el federalismo.   

Hoy, mas allá de la preservación de la renta de un determinado sector está en juego el cumplimiento de los preceptos constitucionales que posibiliten cumplir con la sentencia que nos legara, Manuel Belgrano cuando dijo: “LA VIDA SIN LIBERTAD, NO ES VIDA”

Mario Llambías, presidente de CRA, especial para Infocampo.com.ar

Tags