Publicidad Cerrar X

En el Día Mundial de la Alimentación, la FAO pidió redoblar esfuerzos para erradicar el hambre

La ceremonia oficial del Día Mundial de la Alimentación subrayó que el objetivo del Hambre Cero es todavía posible.

Avatar
Por Facundo
Mesquida

Periodista

Los participantes en la ceremonia oficial del Día Mundial de la Alimentación celebrada en Roma, pidieron hoy mayor voluntad política y más apoyo financiero para acabar con el hambre y la malnutrición en todas sus formas, instando a la comunidad internacional a redoblar sus esfuerzos hasta lograr que todas las personas tengan alimentos suficientes y de calidad.

El tema de este año, “Nuestras acciones son nuestro futuro: un mundo con Hambre Cero para 2030 es posible”, subraya la necesidad urgente de intensificar los esfuerzos colectivos para alcanzar la meta del Hambre Cero. El Día Mundial de la Alimentación (DMA) se celebra en más de 150 países en el mundo.

“La lucha contra el hambre exige con urgencia una financiación generosa, la abolición de las barreras comerciales y, sobre todo, una mayor resiliencia frente al cambio climático, las crisis económicas y la guerra”, señaló el Papa Francisco en un mensaje especial leído en el evento.

El Pontífice instó a un enfoque del Hambre Cero que sea más proactivo y sostenido a lo largo del tiempo, y a medidas concretas para aumentar los fondos para fomentar la paz y el desarrollo de los pueblos y a impedir las armas y su comercio.

Añadió también que lamentaba que la solidaridad internacional pareciera “enfriarse”, y denunció la falta de voluntad política y el entusiasmo esenciales de los líderes políticos responsables, a los que calificó de “a menudo absorbidos por preocupaciones electorales o enfocados en planteamientos parciales, transitorios o limitados”.

La FAO lidera junto a la OMS la implementación del Decenio de Acción sobre la Nutrición 2016-2025, y apoya a los países a hacer frente a las múltiples cargas de la malnutrición. Esto incluye adoptar una legislación para mejorar el etiquetado de los productos y prohibir los ingredientes dañinos; introducir la nutrición en los programas escolares; combatir la pérdida y el desperdicio de alimentos; y promover los alimentos frescos locales procedentes de la agricultura familiar.

“Necesitamos poner en práctica sistemas alimentarios que proporcionen alimentos saludables y nutritivos que sean accesibles y asequibles para todos”, señaló el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, en su intervención.

Subrayó que el Hambre Cero no solo consiste en alimentar a las personas, sino también de proporcionarles los nutrientes que necesitan para llevar vidas saludables y productivas.