Publicidad Cerrar X
| Infocampo, noticias del campo

Las lluvias continúan favoreciendo las buenas condiciones del trigo argentino

“El 50% de las 4.300.000 hectáreas implantadas en la presente campaña, presentan una condición de humedad óptima, mientras que otro 42 % mantiene un estado hídrico adecuado”, informó la BCBA.

20.10.2016
Infocampo
Infocampo

“Durante la última semana se registraron nuevas precipitaciones sobre gran parte del área agrícola nacional, que continúan reponiendo humedad en el perfil de los lotes de trigo que se encuentran transitando las etapas críticas del ciclo fenológico. El 50% de las 4.300.000 hectáreas implantadas en la presente campaña, presentan una condición de humedad óptima, mientras que otro 42 % mantiene un estado hídrico adecuado y sólo un 3 % de los lotes de trigo continúan registrando una condición regular. Además, las lluvias acumuladas en las últimas dos semanas, provocaron excesos hídricos puntuales en el Centro-Norte de Santa Fe y Córdoba, Sur de Córdoba, Centro-Este de Entre Ríos y Norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires, los cuales no llegan a superar el 5 % del área triguera nacional. Por otra parte, la cosecha de los primeros lotes de trigo avanza lentamente sobre los núcleos productivos del NOA y NEA, principalmente en las provincias de Salta y Chaco, donde el progreso nacional de trilla aún se ubica por debajo del 1 % de la superficie apta”, informó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Según el Panorama Agrícola Semanal, “en el norte del país, los lotes de trigo ya se encuentran transitando las etapas finales del llenado de grano, con una gran proporción de cuadros que comenzaron a madurar fisiológicamente. En el NOA, la cosecha del cereal implantado en fechas tempranas avanzó durante los días previos a esta publicación, con rendimientos que se ubicaron entre 5 qq/Ha y 15 qq/Ha. Los progresos de trilla se relevaron sobre las localidades de Salta, Metan y Las Lajitas, con productividades recolectadas que no superaron las expectativas iniciales, debido al déficit hídrico que se prolongó durante las etapas más críticas del ciclo del cultivo. En paralelo, la cosecha de trigo también comenzó en el NEA, sobre las localidades de Charata, General Pinedo y Las Breñas, donde los primeros lotes recolectados lograron rendimientos entre 15 qq/Ha y 20 qq/Ha”.

“Sobre el norte de Santa Fe se registraron tormentas con caída de granizo, en localidades como Gobernador Crespo y Reconquista, que comprometieron parte de la superficie implantada con trigo que se encontraba llenando grano, elevando la pérdida de área local. A su vez, si bien la condición de humedad registró una mejoría gracias a las precipitaciones acumuladas, algunos ambientes bajos de la región presentaron excesos hídricos. El estado fenológico del cereal implantado varía entre grano lechoso y pastoso, con expectativas de rendimiento que podrían superar levemente el promedio zonal”, agrega el informe.

Por otra parte, “en el norte de Córdoba, lotes tempranos se encuentran en grano pastoso, mientras que el cereal implantado en fechas más tardías aún está en floración. La presión de sanidad es normal y se realizaron aplicaciones preventivas para enfermedades de fin de ciclo. En el sur de la provincia, también se registraron pérdidas por granizo en lotes que transitan etapas de encañazón y espigazón, provocando una merma en el potencial de rendimiento en los cuadros afectados”, indicó el PAS.

Para la franja central del área agrícola nacional, en las regiones Núcleo Norte, Centro-Este de Entre Ríos y  Núcleo Sur, la BCBA estimó que “el cereal continúa transitando etapas desde espigazón a comienzo de llenado de grano, aunque algunos lotes que fueron re-sembrados aún se encuentran encañando. Las expectativas de rendimiento de dichos cuadros son óptimas, con un nivel de tecnología aplicada que registró mejoras en las variables fertilización y manejo sanitario. La condición hídrica varía de adecuada a óptima, con un estado de sanidad adecuada que registró presencia de roya y pulgón verde”.

“En paralelo, el trigo sembrado en el Norte de La Pampa-Oeste de Buenos Aires se encuentra espigando bajo una condición de humedad óptima. Por el momento, el rendimiento esperado se ubica por encima del registrado en el ciclo previo, con productividades que podrían promediar los 40 qq/Ha. En algunas localidades del oeste bonaerense se relevaron excesos hídricos producto de las precipitaciones acumuladas durante las últimas dos semanas, los cuales podrían afectar al cereal implantado en ambientes bajos. A su vez, el incremento en la humedad de perfil obligó a algunos productores a realizar aplicaciones preventivas para evitar la presencia de enfermedades fúngicas”, continuó la Bolsa.

Por último, “los lotes concentrados en los núcleos trigueros del Sudoeste de Buenos Aires-Sur de La Pampa y Sudeste de Buenos Aires presentaron una mejora en la condición de humedad, pero su crecimiento y desarrollo se encuentra demorado en comparación a la campaña pasada, producto de un incremento en fechas tardías de siembra. Los lotes tempranos se encuentran en encañazón, mientras que lotes más tardíos aun diferencian los últimos macollos. Sólo una pequeña proporción del cereal comenzó a desarrollar la espiga, bajo un estado hídrico adecuado y presión normal de sanidad”, finalizó el PAS de la BCBA.

Tags