Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Sufriendo al amigo Damocles

Siguen las amenazas. Octubre es mañana. Se viene la gruesa

03.09.2005
Infocampo
Infocampo

¿Y ahora qué? ¿Control de precios para la carne? Otra vez la sensación de la espada de Damócles recorre al campo. Primero fue el aumento de las retenciones a las exportaciones lácteas. El argumento oficial fue “preservaremos al consumidor de posibles alzas en los precios”. Los productores y las entidades gremiales advirtieron que esto no iba a suceder. Finalmente… no sucedió. El sector lo vivió como una movida que no terminaba allí. Muchos señalaron “ahora vienen por la carne”. El aumento de las retenciones a las exportaciones cárnicas parecía inminente. Pero no llegó (por ahora). La movida fue hacia la balanza: “Prohibimos la faena de animales de menos de 300 kilos para preservar al consumidor de posibles alzas en los precios por el faltante de animales”, fue el argumento oficial. Ni el más fanático simpatizante “K” apuesta al éxito de la medida. ¿Entonces? ¿Ahora qué? “Están recaudando para la campaña”, disparan, sin piedad, desde los escritorios de las administraciones agropecuarias. Pero lo curioso es que, en el caso de las carnes, a diferencia de lo ocurrido con los lácteos, no se vislumbra qué sector se beneficia con la medida. Pero alguien seguro que sale ganando. El miércoles pasado un grupo de representantes de la producción le entregó al presidente Kirchner un documento para que se apruebe la ley de biocombustibles que está (digamos cautelosamente… ¿demorada?) en el Congreso. Ni al ministro de Economía, Roberto Lavagna ni, obviamente, al secretario de Agricultura, Miguel Campos… El campo si quiere arreglar de una buena vez por todas sus problemas, deberá abrir un camino que lo deposite, con habitualidad, en las oficinas del Presidente. Sin intermediarios. Y para ello, decidir… quién llevará el corazón y la inteligencia del sector más dinámico de la economía nacional. Porque poco se puede esperar en el Congreso. Octubre dirimirá (¿sí?) el poder territorial entre los caudillos políticos. Pero para el campo, la cosecha, una vez más, será muy magra. Existe una explicación: “Nunca hay vientos favorables para el que no sabe dónde va”. Por eso hay que cambiar la cultura de no involucrarse en política. Por que no sólo hay que defender el negocio. Así los periodistas agropecuarios, que el jueves festejamos nuestro día, podremos contar historias tan interesantes como la formidable transformación ocurrida en los últimos años motorizada por aquellos que el próximo 8 festejan el Día del Agricultor. A todos ellos, desde Infocampo, nuestro saludo y homenaje.

×

Daniel Díaz | ddiaz@infocampo.com.ar

Tags