Publicidad Bajar al sitio
| InfocampoTV

El trigo y el ganado bovino, los más afectados por la falta de agua y las heladas

La sequía jaquea a cultivos de Santa Fe y el Chaco

08.09.2004 |
Infocampo

A veces los adelantos tecnológicos no pueden con las inesperadas cartas que juega la meteorología. Sequía y heladas, una pareja que en ocasiones va de la mano y afecta los resultados de los cultivos y la evolución de la cría ganadera, están complicando algunas provincias argentinas, entre las que se destacan Santa Fe y el Chaco.

La Secretaría de Agricultura santafesina detectó “estrés hídrico” en algunas zonas trigueras por la falta de lluvias durante los últimos meses en el centro y norte de la provincia que pone en serio riesgo el éxito de algunas cosechas. Ciertas regiones no registran precipitaciones desde marzo, situación a la que se suma el efecto nocivo de las sucesivas heladas.

×

A partir de un relevamiento hecho en el centro provincial y respecto de la campaña de granos finos, el trigo sufre “deficiencias en su desarrollo”, y en algunos casos, “presencia de manchas amarillas” que podrían afectar el valor nutricional de cada lote.

En cuanto a la cosecha gruesa, se comenzó con la siembra de los primeros lotes de maíz, pero la sequía está limitando su implantación. En tanto, sobre la soja, el Ministerio de la Producción advirtió que se suspendieron los barbechos químicos.

La falta de precipitaciones y las altas temperaturas disminuyeron también sensiblemente la oferta forrajera de los verdeos, lo cual motiva, a la vez, un decaimiento prematuro de estos cultivos y genera trastornos para la pastura del ganado.

Las heladas, propias de la época invernal, al llegar de la mano de un período seco generan más inconvenientes, sobre todo si se registran más de veinticinco días con heladas que tuvieron registro de hasta 5 grados bajo cero.

Algunas zonas recibieron ataques de pulgones y en otras, los lotes que habían sido preparados para sembrar trigo debieron destinarse a la siembra de girasol.

En cuanto a la situación que se presenta en las explotaciones ganaderas en esta zona de la provincia, la falta de lluvias y las bajas temperaturas afectaron “notablemente” la producción, a partir de una “abrupta” caída de disponibilidad y digestibilidad de los pastizales naturales y de las reservas hídricas, como aguadas y esteros.

Productores y autoridades confían en que una lluvia en estos días podría modificar los pronósticos de rinde y permitir una buena campaña.

Sin lluvias también en el Chaco

“Hoy todo el territorio provincial tiene un problema muy serio de sequía que, sobre todo, está afectando a la ganadería y al poco trigo que se ha podido hacer en este período”, advirtió el ministro de la Producción, Hugo Morand.

La situación ganadera fue calificada por Morand como “muy grave” en la zona de El Impenetrable. “El problema -explicó el ministro- pasa por los campos que trabajan casi exclusivamente con bañados y con pasturas del tipo de los humedales, las que desaparecen absolutamente de esta situación y se pueden ver los esteros marrones que no están preparados en muchos casos para la provisión de agua por napas.”

En cuanto al seguro multirriesgo, Morand dijo que “no tienen prácticamente nada, por lo que el Chaco va a difundir lo suyo para ver si sirve como soporte para que se lo pueda tomar”.

Desde la Fundación Climagro se pronosticó que habrá un futuro muy seco para la región centro del país, por lo que la situación será muy mala porque no habrá lluvias importantes. Si se confirma este pronóstico poco alentador, se correrá el riesgo de perder los trigos en gran parte de la provincia de Santa Fe.

Tags