La molinería liberó de hecho el precio de la harina pero sigue haciendo ventas “testimoniales” para cobrar subsidios atrasados

La mayor parte de los molinos argentinos comenzaron en las últimas semanas a aumentar considerablemente el precio de la harina “000” que estaba regulado por el gobierno nacional a partir de un acuerdo entre directivos de la industria y el secretario de Comercio Interior Guillermo Moreno.

Sin embargo, según indicaron a Infocampo.com.ar fuentes del sector panadero, los molinos continúan realizando algunas ventas “testimoniales” de bolsas de harina de 50 kilos al precio acordado con Moreno ($ 53) para poder cobrar (eso esperan) las compensaciones adeudadas por la ex Oncca.

De todas maneras, el precio que actualmente predomina en el mercado se encuentra bastante por encima del valor oficial. “Estamos pagando hasta $ 93 la bolsa de harina”, comentó hoy Emilio Majori, presidente de la Federación Panaderil de la provincia de Buenos Aires (FIPBA).

“Todos en el mercado éramos conscientes de que en algún momnto se tenía que terminar el dinero de los subsidios (a la harina) y que esto iba a incidir en el precio del pan”, señaló Majori, para luego mencionar que “después de cuatro años, inevitablemente se destapó la olla”.

Según datos oficiales, entre 2007 y comienzos de 2011 los molinos asociados a la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM) cobraron subsidios por 3771 M/$, mentras que en ese mismo período los productores de trigo cobraron compensaciones por 379 M/$.

En los últimos tres años las empresas del sector nucleadas en FAIM registraron la tasa interna de retorno (TIR) en dólares más alta de la historia gracias a la política triguera oficial.

Info Campo