Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Hacia la construcción del poder

La falla del sector para integrarse a lo público está dada fundamentalmente por seis décadas delegando su responsabilidad.

16.12.2005
Infocampo
Infocampo

El sector agropecuario no está representado en la política, se ha escuchado una y otra vez desde que se iniciara la campaña electoral. Poco se ha estudiado el mecanismo más propicio para que cuando se disputen los cargos en el 2007 el índice de legisladores, intendentes y concejales provenientes del sector se vea incrementado. En primer lugar debemos sincerarnos. ¿Hay intención de participar activamente en política? ¿Estamos dispuestos a dejar dos días de la semana disponibles para estar al tanto de lo que sucede en el Concejo Deliberante de nuestra localidad? ¿Creemos necesario destinar parte de lo producido para generar un mayor compromiso político? Para comenzar debemos al menos coincidir en algunas premisas acerca de la política: no es gasto, es inversión, no es corrupta per se sino que se deteriora por el accionar de determinados hombres inescrupulosos, es el trabajo de muchos a lo largo de mucho tiempo, debe practicarse desde el cargo más humilde en una intendencia hasta la formación del gabinete nacional con la misma pasión, convencidos de que estamos ante el único medio capaz de generar las políticas de estado que delinearán los intereses nacionales. Si estamos de acuerdo con lo anterior veremos que la falla del sector para integrarse a lo público está dada fundamentalmente por seis décadas delegando su responsabilidad en cuanto clase dirigente, un temor a ensuciarse que lo lleva a la inactividad en este aspecto fundamental.

Juan Cruz Jaime

×

Especial para Infocampo

Tags

Hacia la construcción del poder

La falla del sector para integrarse a lo público está dada fundamentalmente por seis décadas delegando su responsabilidad.

16.12.2005
Infocampo
Infocampo

El sector agropecuario no está representado en la política, se ha escuchado una y otra vez desde que se iniciara la campaña electoral. Poco se ha estudiado el mecanismo más propicio para que cuando se disputen los cargos en el 2007 el índice de legisladores, intendentes y concejales provenientes del sector se vea incrementado. En primer lugar debemos sincerarnos. ¿Hay intención de participar activamente en política? ¿Estamos dispuestos a dejar dos días de la semana disponibles para estar al tanto de lo que sucede en el Concejo Deliberante de nuestra localidad? ¿Creemos necesario destinar parte de lo producido para generar un mayor compromiso político? Para comenzar debemos al menos coincidir en algunas premisas acerca de la política: no es gasto, es inversión, no es corrupta per se sino que se deteriora por el accionar de determinados hombres inescrupulosos, es el trabajo de muchos a lo largo de mucho tiempo, debe practicarse desde el cargo más humilde en una intendencia hasta la formación del gabinete nacional con la misma pasión, convencidos de que estamos ante el único medio capaz de generar las políticas de estado que delinearán los intereses nacionales. Si estamos de acuerdo con lo anterior veremos que la falla del sector para integrarse a lo público está dada fundamentalmente por seis décadas delegando su responsabilidad en cuanto clase dirigente, un temor a ensuciarse que lo lleva a la inactividad en este aspecto fundamental.

Juan Cruz Jaime

×

Especial para Infocampo

Tags