Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Las zonas oscuras del sector tambero argentino

El castigo a las empresas más dinámicas. Llamativas brechas de precios

09.07.2005
Infocampo
Infocampo

El acuerdo realizado por las principales firmas lácteas con la SAGPyA no se cumplió. Los precios minoristas no sólo no bajaron, sino que en algunos casos incluso subieron.

Entre enero y mayo de 2005 se exportaron 116.388 toneladas de productos lácteos por un valor de 249,466 M/u$s (datos SENASA). En dicho período esas ventas externas tributaron 12,4 M/u$s en concepto de derechos de exportación (una cifra exigüa para el Tesoro Nacional). Debido a que la mayor parte de la leche elaborada se consume en el mercado interno, el derecho de exportación del 5% sobre los productos lácteos en la práctica opera como un castigo a las empresas lácteas que, además de trabajar en blanco, exportan parte de su producción.

×

En 2004 se produjeron 9.169 M/litros de leche en la Argentina (últimos datos disponibles SAGPyA), a partir de los cuales se elaboraron 1.541 M/litros de leches fluidas con destino al mercado interno. El saldo restante se destinó a la elaboración de 1,272 M/t de productos lácteos (quesos, leche en polvo, yogur, etcétera). La exportación de productos lácteos en 2004 fue de 271.765 toneladas (21% del total). Estos datos indican claramente que la principal demanda del sector lechero argentino se encuentra por lejos en el mercado local (más allá del progresivo crecimiento registrado por las exportaciones).

El castigo tributario a las empresas lácteas exportadoras hoy está camuflado por los buenos precios internacionales. Pero si esta situación se revierte en algún momento, los eslabones de la cadena láctea comenzarán a crujir.

Por otra parte, el precio promedio recibido por las exportaciones de leche en polvo descremada -según los registros del SENASA- fue de 2,0 u$s FOB por kilogramo (5,80 $/kg) en enero-mayo de 2005. En ese mismo período el precio promedio minorista de la leche en polvo descremada -según el Índice de Precios al Consumidor Capital/GBA del INDEC- fue de 13,55 pesos por kilo. Semejante diferencia (+130%) ameritaría una investigación por parte de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia.

En tanto, el 22 marzo 2005 el secretario de Agricultura, Miguel Campos, firmó un acuerdo con representantes de las principales compañías lácteas por medio del cual éstas se comprometieron a disminuir los precios de la leche fluida entera en sachet en un 1,5% y del queso cuartirolo en un 5% por un plazo de cinco meses. Pero este acuerdo no se cumplió. Y esto quedó en evidencia aún en el relevamiento de precios realizado por el INDEC para elaborar el Índice de Precios al Consumidor (ver gráfico).

¿No se entendió?

La realidad de los hechos terminó aplastando a la voluntad fijadora de precios del gobierno. Según un relevamiento de la Subsecretaría de Defensa del Consumidor, el precio mínimo registrado por el queso cuartirolo Sancor en la sucursal Alto Palermo de supermercados Disco fue de 10,31 $/kg en la segunda quincena de marzo pasado; en la segunda quincena de junio el mismo había subido a 10,90 $ (un aumento del 5,7%). El compromiso con la SAGPyA era precisamente reducir en un 5% el precio del cuartirolo hasta agosto próximo. Pero parece que en este caso hubo un malentendido. Será cuestión de aclarar las cosas

Ezequiel Tambornini |

Tags