Publicidad Cerrar X
| Infocampo, noticias del campo

Lluvias, viento y granizo: un cóctel dañino para los cultivos en Santa Fe

Las tormentas dejaron anegamiento y encharcamiento, perjudicando al trigo, al maíz y al girasol en el centro y norte de Santa Fe 

02.11.2016
Infocampo
Infocampo

Las intensas lluvias y tormentas ocurridas en los últimos días provocaron encharcamiento y anegamiento en los campos del centro y norte de Santa Fe, perjudicando al trigo que ya se encuentra en etapa de espigazón y comienzo de llenado de grano.

También dañaron al maíz y girasol recién implantados, especialmente a los de los lotes bajos.

Luego de tres o cuatro días soleados, una nueva manifestación de inestabilidad climática con ocurrencia de precipitaciones se concretó en un 75% del área de estudio, siendo los más afectados los departamentos San Martín, Castellanos (centro sur), Las Colonias (centro sur), La Capital y San Jerónimo, en los que se registraron descargas eléctricas, fuertes ráfagas de vientos y caída de granizo en distintos lugares puntuales, con mayor incidencia en centros urbanos y menor impacto en las zonas rurales, con escasos daños en los cultivos, según informó en su reporte semanal el Sistema de Estimaciones Agrícolas que difunden la Bolsa de Comercio de Santa Fe y el Ministerio de la Producción.

Los milímetros de agua caída crearon condiciones de encharcamiento y parcialmente anegamiento muy desfavorables para los cultivares de trigo en etapa de espigazón y comienzo de llenado de grano, así como para el girasol y el maíz temprano implantados, en particular en las posiciones topográficas bajas del paisaje, que ya presentaban suelos de saturados a muy saturados.

Entre los productores, hay preocupación por la falta de piso para llevar a cabo las actividades específicas, como las tareas de aplicación y control de malezas por un lado y las sembradoras que no pudieron entrar en ritmo constante de siembra (implantación), se sumaron la germinación y el nacimiento de malezas que no dieron tregua, siendo la rama negra y el yuyo colorado las que más complicaron.

Por su parte, el proceso de siembra de soja de primera se inició en las superficies y suelos que permitieron concretar dicha actividad, con un grado de avance de 1,5 %, expresando un retraso de 10,5 % con respecto a la campaña 2015/2016.

Así están las cosas, cultivo por cultivo:

TRIGO

Los cultivares continuaron manifestando en un 80%, un estado de “bueno” a “muy bueno”, con lotes puntuales de “excelentes”, atravesando el período de llenado de grano y comienzo de fin de ciclo sin inconvenientes (al margen de alguna situación climática puntual), proyectando una estimación de rendimientos promedios superiores a 36 qq/Ha.
En estado bueno, con lotes puntuales en estado regular, se encuentran el 18% de los trigales, con un rendimiento promedio estimado entre 26 y 30 qq/Ha., y el 2% restante en estado regular, en particular lotes complejos por los suelos y la posición topográfica. En estos casos, se calcula que los rendimientos promedios, se calculan inferiores a 22 qq/Ha.
Comenzó en los departamentos del norte del área de estudio el proceso de cosecha, dadas las favorables condiciones climáticas por la ausencia de precipitaciones en los últimos días. Las respuestas obtenidas fueron alentadortas en rendimientos, pero lo más importante estuvo en la calidad del trigo obtenido, algo no manifestado en las campañas anteriores.

GIRASOL

Los cultivares presentan un estado de “bueno” a “muy bueno” en el 85% de la superficie implantada en razón de óptimo proceso de germinación, crecimiento y desarrollo, muy buen stand y estructura de plantas, condiciones sanitarias buena y baja presión de las enfermedades. El 15% restante se observa con algunos problemas en la germinación y en el crecimiento, que se fue modificando favorablemente en las últimas semanas.
Se observó un aumento de malezas favorecido por el impedimento en las tareas de control por falta de piso, actividad que solamente se pudo realizar en lotes puntuales. Se efectuaron aplicaciones contra la oruga cortadora.

MAÍZ TEMPRANO

Aplicaciones para el control de orugas cortadoras y refertilizaciones con nitrógeno fueron las actividades desarrolladas en la semana, observándose de “buena” a “muy buena” la disponibilidad de agua útil en los suelos. Las óptimas temperaturas medias diarias de estos últimos veinte días, sumada a la tecnología aplicada en esta campaña mostraron a los cultivares con un estado de “muy bueno” a “bueno”.

ARROZ

El proceso de siembra en el área arrocera santafesina, alcanzó el 60% de lo proyectado, lo que representa unas 18.000 hectáreas, aproximadamente, sobre una intención total de siembra de 30.000 hectáreas.
El avance intersemanal fue de 15 % y en comparación con la campaña anterior 2015/2016, evidenció un retraso de 25 puntos.
Tomando como referencia las empresas del departamento Garay, el porcentaje fue mayo debido a que las precipitaciones no atrasaron tanto las labores de siembra como en el departamento San Javier. Los cultivos manifestaron un buen desarrollo; y en algunos sectores fue necesaria la resiembra dado el exceso de agua que no pudo evacuar rápidamente.

Tags