Publicidad Cerrar X

Monsanto llega a un acuerdo por regalías en Brasil

La compañía dejará de cobrar por el uso de semillas de soja transgénica de primera generación durante 2012 y 2013. Los productores se comprometieron a obtener licencias para adquirir la variedad Intacta RR2 Pro.

La multinacional Monsanto llegó a un acuerdo con los agricultores brasileños para dejar de cobrarles las regalías por el uso de semillas de soja transgénicas, anunciaron hoy las dos partes interesadas.

El acuerdo se circunscribe a las cosechas de 2012 y 2013 de la semilla de soja Roundoup Ready de primera generación, que es resistente al herbicida Roundoup, el más usado en el mercado, también fabricado por Monsanto.

El acuerdo fue firmado por la compañía, la patronal brasileña, la Confederación de Agricultura y Ganadería de Brasil (CNA), y las federaciones del sector de diez estados que aglutinan el 70 por ciento de la producción de soja del país.

Algunos agricultores brasileños mantenían litigios en la Justicia para evitar el pago de las regalías de estas semillas genéticamente modificadas, ya que consideraban que los derechos de propiedad intelectual caducaron en septiembre de 2010, mientras que Monsanto argumentaba que podría cobrarlos hasta 2014.

Al firmar el acuerdo, los agricultores se comprometieron a reconocer la importancia de los derechos de propiedad intelectual y del pago de las regalías en el desarrollo de la industria agrícola, según un comunicado de la empresa.

Además se comprometieron a obtener licencias para adquirir las semillas de soja Intacta RR2 Pro, la segunda generación de este transgénico, que estará disponible a partir de la cosecha 2013-2014 y sobre la que volverán a pagar regalías.

La CNA afirmó en un comunicado que se comprometió a colaborar para que se apruebe el uso de tecnologías que fomenten “la expansión de las exportaciones brasileñas”.

Sin embargo, grupos productores claves en Mato Grosso, el principal estado productor de soja, que están luchando contra Monsanto en los tribunales locales, dicen que rechazaron el acuerdo.

Las asociaciones de agricultores Aprosoja y Famato de Mato Grosso emitieron un comunicado conjunto diciendo que rechazaban el acuerdo y seguirían adelante con las acciones legales contra Monsanto.

La empresa podría eventualmente enfrentar pérdidas si se le solicita que devuelva las regalías que cobró a los agricultores después del 2010, cuando los grupos dijeron que vencieron en Brasil las patentes de Monsanto sobre las semillas transgénicas Roundup Ready.

Brasil se encamina a superar este año a Estados Unidos como el principal productor de soja del mundo.

Fuente: EFE y Reuters

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: