Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Propuestas para frenar la suba de los precios de la carne

Jorge Srodek, prosecretario de Carbap, habló en Infocampo TV sobre el aumento de las retenciones a las carnes vacunas y advirtió acerca de la falta de una política de carnes alternativas.

23.11.2005
Infocampo
Infocampo

“El principal disgusto que tenemos es que el aumento de las retenciones es una medida que se analizó sin convocar a los principales actores involucrados, no se convocó a dirigentes de la talla de Mario Llambías, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, ni a Luciano Miguens, titular de la Sociedad Rural Argentina, ni a la Federación Agraria Argentina ni a Coninagro. Esto es, una vez más, una agresión al sector, casi una discriminación. El gobierno se reúne con los frigoríficos

y los consignatario, pero a nosotros que somos los dueños de la hacienda y que sabemos cuánto cuesta un novillo para prepararlo para exportación, no nos llaman”, sostuvo Jorge Srodek, prosecretario de Carbap, en una entrevista con Infocampo TV.

×

Y agregó: “un novillo para ser exportado tiene que tener un peso de 450 kilos en adelante, se tiene que hacer un pastoreo rotativo diferente al habitual, hay que complementar muchas veces con engorde de granos y así de un plumazo con siete medidas en un mes le sacan entre el 15 y el 20% al valor de la hacienda para exportación”.

El dirigiente de Carbap aseguró que las entidades advirtieron que el peso máximo de faena no iba a ser contundente para frenar la inflación y que tampoco iban a ser los precios máximos para algunos cortes, pero que el gobierno no los escuchó. “Sabíamos que esto no iba a contener la suba de los precios de la carne y ahora están con las retenciones”. Srodek señaló que, desde su punto de vista, se trata de un problema de oferta y demanda: el 20% se exporta y el 80% se destina al consumo interno. Además aumentó el consumo de carne en la Argentina, que se está aproximando a los 75 kilos de carne por habitante por año, cuando en los antes era de 58 a 60. A este escenario, se suma el desplazamiento en los últimos cinco años de la agricultura por la ganadería.

El dirigente planteó soluciones: “la forma de incentivar la mayor producción de carne es otorgando créditos convenientes para la retención de vientres, premiando al que lleva un novillo pesado y no castigando a los que están haciendo las cosas bien. Hemos pedido un plan ganadero nacional hace cinco años. Daniel Rearte, del INTA Balcarce, había realizado uno que tenía consenso y se lo había presentado al ministro de Economía, Roberto Lavagna, pero él no lo tuvo en cuenta. Hace mucho que pedidos medidas para aumentar el stock vacuno”.

Srodek, que también preside el Programa Ovino bonaerense, aseguró que otra medida necesaria es la implementación de una política nacional de carnes alternativas. “Debería haber por lo menos cuatro especies, el vacuno, el aviar, el porcino y el ovino, pero este ultimo se dejó totalmente de lado. Desde hace cinco años está en funcionamiento, por pedido de los productores, una ley para la recuperación de la ganaderia ovina que distribuye un fondo de 20 millones de pesos a las distintas provincias, de las cuales Buenos Aires es la tercera provincia mayor adjudicataria. En estos dias viajamos a Curuzú Cuatiá a discutir la redistribución de los fondos y esta jornada se acompañará con un Foro Mercosur, en el que participará gente de Uruguay, Brasil y Chile para discutir las políticas ovinas de toda la región”, concluyó.

Tags

Propuestas para frenar la suba de los precios de la carne

Jorge Srodek, prosecretario de Carbap, habló en Infocampo TV sobre el aumento de las retenciones a las carnes vacunas y advirtió acerca de la falta de una política de carnes alternativas.

23.11.2005
Infocampo
Infocampo

“El principal disgusto que tenemos es que el aumento de las retenciones es una medida que se analizó sin convocar a los principales actores involucrados, no se convocó a dirigentes de la talla de Mario Llambías, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, ni a Luciano Miguens, titular de la Sociedad Rural Argentina, ni a la Federación Agraria Argentina ni a Coninagro. Esto es, una vez más, una agresión al sector, casi una discriminación. El gobierno se reúne con los frigoríficos

y los consignatario, pero a nosotros que somos los dueños de la hacienda y que sabemos cuánto cuesta un novillo para prepararlo para exportación, no nos llaman”, sostuvo Jorge Srodek, prosecretario de Carbap, en una entrevista con Infocampo TV.

×

Y agregó: “un novillo para ser exportado tiene que tener un peso de 450 kilos en adelante, se tiene que hacer un pastoreo rotativo diferente al habitual, hay que complementar muchas veces con engorde de granos y así de un plumazo con siete medidas en un mes le sacan entre el 15 y el 20% al valor de la hacienda para exportación”.

El dirigiente de Carbap aseguró que las entidades advirtieron que el peso máximo de faena no iba a ser contundente para frenar la inflación y que tampoco iban a ser los precios máximos para algunos cortes, pero que el gobierno no los escuchó. “Sabíamos que esto no iba a contener la suba de los precios de la carne y ahora están con las retenciones”. Srodek señaló que, desde su punto de vista, se trata de un problema de oferta y demanda: el 20% se exporta y el 80% se destina al consumo interno. Además aumentó el consumo de carne en la Argentina, que se está aproximando a los 75 kilos de carne por habitante por año, cuando en los antes era de 58 a 60. A este escenario, se suma el desplazamiento en los últimos cinco años de la agricultura por la ganadería.

El dirigente planteó soluciones: “la forma de incentivar la mayor producción de carne es otorgando créditos convenientes para la retención de vientres, premiando al que lleva un novillo pesado y no castigando a los que están haciendo las cosas bien. Hemos pedido un plan ganadero nacional hace cinco años. Daniel Rearte, del INTA Balcarce, había realizado uno que tenía consenso y se lo había presentado al ministro de Economía, Roberto Lavagna, pero él no lo tuvo en cuenta. Hace mucho que pedidos medidas para aumentar el stock vacuno”.

Srodek, que también preside el Programa Ovino bonaerense, aseguró que otra medida necesaria es la implementación de una política nacional de carnes alternativas. “Debería haber por lo menos cuatro especies, el vacuno, el aviar, el porcino y el ovino, pero este ultimo se dejó totalmente de lado. Desde hace cinco años está en funcionamiento, por pedido de los productores, una ley para la recuperación de la ganaderia ovina que distribuye un fondo de 20 millones de pesos a las distintas provincias, de las cuales Buenos Aires es la tercera provincia mayor adjudicataria. En estos dias viajamos a Curuzú Cuatiá a discutir la redistribución de los fondos y esta jornada se acompañará con un Foro Mercosur, en el que participará gente de Uruguay, Brasil y Chile para discutir las políticas ovinas de toda la región”, concluyó.

Tags