Publicidad Cerrar X
| Infocampo, noticias del campo

Roulet aseguró que el país va “camino a la vanguardia agroindustrial”

En una columna de opinión, el secretario de Agregado de Valor de la Nación analizó las proyecciones para el sector industrial y agropecuario.

01.09.2016
Infocampo
Infocampo

La Argentina se encuentra hoy ante la gran posibilidad de generar las herramientas institucionales necesarias para potenciar todas sus oportunidades en el desarrollo industrial. Hoy el mundo exige cada vez más valor y calidad en los alimentos, y por esa razón el Gobierno Nacional ha decidido transformar y potenciar la anterior cartera agropecuaria en un Ministerio de Agroindustria con un claro objetivo: reconvertir al viejo granero del mundo en una Industria que multiplique el agregado de valor, que genere nuevas tecnologías y que sea capaz de exportar a los países del mundo no solo alimentos, sino también, un valor fundamental y distintivo: nuestro conocimiento.

El futuro nos deja ver nuevos desafíos a tener en cuenta, el aumento de la población mundial, el agotamiento de los combustibles fósiles y la disminución de las tierras productivas son señales y retos en los que es necesario tener una estrategia concreta. Desde el Ministerio de Agroindustria apostamos a dar una respuesta a partir de un salto cuantitativo y cualitativo, donde el objetivo es articular con todas las cadenas de valor, y de esta forma promover las inversiones necesarias para fomentar el desarrollo en todo el territorio y generar empleo. Con ese fin, la Secretaría de Agregado de Valor tiene un papel fundamental como coordinador y promotor de las acciones que se impulsan junto con y desde las provincias y municipios en la ejecución de programas y políticas de producción, comercialización, tecnología, calidad agroindustrial, bioenergética y biotecnológica.

Vemos que cada área de la agroindustria nacional es un eslabón estratégico y la integración de cada uno de ellos permitirá avanzar a paso firme sobre resultados concretos que se mantengan en el largo plazo, trazando líneas productivas que transciendan la gestión actual para ser el común denominador más allá del tiempo.

El trabajo conjunto entre el sector público y privado tiene un rol indispensable para la evolución del conocimiento, las experiencias a través de las cadenas de valor agroindustriales, de la producción de alimentos, maquinaria, biotecnologías y bioenergías. También es muy importante la opinión y la participación del mundo científico y académico en esta fuerza que combina programas y políticas de producción, transformación y agregado de valor, porque para que la industria sea industria, necesita de la integración y el aporte de todos.

Para trabajar cada día, en la Secretaría de Agregado de Valor nos apoyamos en la tarea de dos subsecretarías: Alimentos y Bebidas, y Bioindustria. Con la primera, el propósito es incrementar la producción de productos finales, aumentar su calidad y acercarlo a las góndolas del mundo, destacando aquello que los hace únicos promoviendo herramientas como los Sellos de Calidad y la Denominación de Origen.

De esta manera se fomenta la identificación y promoción de buenas prácticas que hacen posible asegurar una producción sustentable y con cuidado del medio ambiente.

Con la Subsecretaría de Bioindustria se trabaja en el desarrollo de las estructuras y condiciones para agilizar el desarrollo de la ingeniería genética que haga posible incrementar la productividad de los cultivos pero también, es su campo sumar estrategias y propuestas para la generación de energías renovables, con el foco puesto en los biocombustibles como la matriz energética para el país.

Se estima que para el año 2050, el planeta va a rondar los 9.200 millones de habitantes, y en paralelo las extensiones de tierras cultivables se van a reducir, mientras que la demanda y el consumo de alimentos, energías, tecnología y ciencia de calidad va a ser cada vez mayor. Este gran desafío nos abre la posibilidad de aprovechar todo el potencial que tiene nuestro país en recursos naturales, y en otro valor que queremos destacar: el ingenio argentino, una característica que nos hace únicos en el mundo.

Por lo hasta acá descripto, en la Argentina de hoy el campo es Industria, ya no son conceptos separados. Y como parte de esto es fundamental saber que no podemos crecer si estamos solos, invitamos a que cada uno sume su propio saber y esfuerzo, y así podremos posicionar a la Argentina en la vanguardia del desarrollo agroindustrial.

Por Néstor Roulet, secretario de Agregado de Valor del Ministerio de Agroindustria de la Nación

Tags