Publicidad Bajar al sitio
| Infocampo, noticias del campo

Si los ganaderos gastaran anualmente $5 más por animal, la productividad del país aumentaría en $3 mil M

Carlos Aba, vocero de la Cámara Argentina de Productos Veterinarios, advirtió la necesidad de desmitificar ciertos preceptos dominantes del sector, en cuanto a la concepción de la inversión en planes sanitarios ganaderos como un costo de producción. Aba opinó que esto es un "error" y argumentó que si el productor invirtiese $5 más de los que destina hoy por año a cada animal, la productividad a nivel país aumentaría en $3 mil M.

06.06.2005
Infocampo
Infocampo

En el marco de las evaluaciones que se realizaron durante el 2004 acerca de la situación de la Cámara Argentina de Productos Veterinarios (CAPROVE), Aba

destacó que el mercado global de productos veterinarios creció un 25%.

×

El vocero de la cámara consideró que “en realidad es una recuperación de nuestro mercado histórico, que se había deprimido fuertemente a partir del 2001-2002, en función del trabajo que se realizó a través de la industria”.

En este sentido, el comunicador sostuvo que se trata de una recuperación del mercado desde el nivel productivo.

En cuanto al nivel de generación de empleo del sector, Aba puntualizó que la cámara nuclea a 32 empresas, cuya facturación de productos veterinarios alcanza $ 245 M además de $ 80 M, provenientes de lo recaudado por la vacunación antiaftósica.

Asimismo, el comunicador destacó que “la ocupación directa está en 1700 personas” y agregó que “tienen la característica de ser muy calificadas por su relación con procesos farmacológicos y biológicos”.

Por otro lado, consideró que “lo más importante que tiene nuestra industria es una relación directa con más de 10 mil profesionales veterinarios y una generación de empleos indirectos que están ligadas a 30/35 mil personas, que son las que tienen que ver con nuestra industria”.

Con respecto a las posibilidades de crecimiento para el resto del año, Aba anticipó que “la perspectiva para la industria es muy buena”, pero sostuvo que “es mejor para la producción ganadera en la cual, como en toda producción, se pueden enfocar los aumentos de productividad desde distintos ángulos”.

En este sentido, consideró que los incrementos en el nivel de producción pueden estudiarse desde el nivel impositivo a un nivel crediticio. Sin embargo, expuso que el enfoque de la cámara, “ha sido planteado desde el aumento de la producción que se lograría con el incremento de uso del producto veterinario, desde el punto de vista sanitario productivo”.

Aba confirmó que el promedio de inversión por animal dentro del conjunto veterinario es de $6 por año. Así, señaló que “nuestros estudios del departamento técnico indican que, si nosotros lográramos que el productor incrementara a $11 por animal y por año, lograríamos que aumente la productividad, a nivel país, en $3mil M.

Así, señaló que “la inversión redituaría en doce veces el aumento en productividad” y argumentó que “el productor que invierte $5 más de los que está invirtiendo hoy lograría $60 extra de productividad”.

De esta manera, el comunicador consideró que el productor agropecuario y el veterinario deberían mantener una estrecha relación.

“Queremos lograr que la altísima tecnología de productos veterinarios que tiene hoy la industria argentina y que está reconocida a nivel mundial, logre transferir esa tecnología al productor, adecuando los planes sanitarios al uso racional de estos productos para lograr ese aumento de productividad”, afirmó Aba.

En este sentido, el comunicador destacó que desde la cámara están intentando romper con la cultura que toma la inversión en planes sanitarios como un costo.

“Ese es el error de cualquier industrial”, opinó Aba, para agregar que “tenemos un ejemplo muy práctico”. Así, el comunicador expuso el caso de los ganaderos que también producen soja y consideró que “a ese mismo productor no se le ocurriría hacer una soja sin toda la tecnología y, sin embargo, tiene sus vacas sin nada de tecnología, sin pensar que una buena ganadería en un período de 10 años puede competir normalmente con la soja en productividad si se aplica toda la tecnología”.

El comunicador manifestó en Infocampo TV que echar por la borda las viejas concepciones en este aspecto, constituye el desafío de los veterinarios

Finalmente, Aba señaló que a partir de la devaluación, los costos del sector veterinario experimentaron un aumento.

Así, sostuvo que “el haber llevado esta industria a niveles internacionales en calidad de productos es un desafío que nos llevó a incrementar los costos de toda la industria”.

Por otro lado, consideró que la industria veterinaria “está trabajando seriamente, frente a un mercado que sabemos que tiene sus niveles de precios establecidos que hacen que la industria hoy tenga menores niveles de rentabilidad”.

Verónica Scornik

vscornik@infocampo.com.ar

Tags