Publicidad Cerrar X

Un agroquímico causó la matanza de casi 200 perros en Córdoba

Así lo confirmaron las autoridades sanitarias. Entre los afectados hay aves, gatos y gallinas, pero no hay personas. Se declaró la emergencia y se suspendieron las clases.

La lamentable sorpresa sucedió en la localidad de Deán Fúnes, a 120 kilometros al norte de la ciudad de Córdoba. Durante la madrugada del domingo, los vecinos desde distintos barrios comenzaron a denunciar caninos moribundos en las calles y la vía pública, según publica Infobae.

El envenamiento, presuntamente intencional, causó preocupación y estupor en la comunidad, lo que motivó la declaración de la emergencia sanitaria y la suspensión de las clases.

Ayer, la Dirección de Defensa Civil dela Municipalidad de Deán Funes recibió los resultados toxicológicos de las muestras tomadas de los animales envenenados. En un comunicado, la dependencia gubernamental señaló que el causante fue una sustancia del grupo de los carbamatos llamada “Metamil”, un insecticida de uso agropecuario.

El subsecretario de Salud y Medio Ambiente local, Carlos Gómez, señaló a Cadena 3 que habría un grupo organizado detrás de la matanza masiva, pues se encontraron cebos con la forma de una albóndiga por toda la ciudad en los mismos horarios.

“Nos enteramos de muertes de aves en la plaza principal y en algunos lugares de la ciudad. También un par de gatos y gallinas muertas”, agregó. “Creemos que una sola persona no puede hacerlo”.

Hasta entonces, el director del hospital local, Amado Flores Durán, señaló al matutino cordobés que no hubo casos de intoxicación en personas. Entre el domingo y ayer, el centro de salud montó un monitoreo cada una hora y en red con los establecimientos privados y los dispensarios municipales.

Ante esta situación, desde la Dirección de Salud y Medio Ambiente del Municipio recomendaron dirigirse a los hospitales en caso de presentar síntomas sospechosos y prolongaron la emergencia sanitaria y ambiental.

En tanto, anoche se dictó la suspensión de las clases, tras la aparición de aves muertas que problablemente hayan estado en contacto con los cebos de carne envenenados. La medida se extenderá hasta el jueves, a modo de contar con el tiempo suficiente para inspeccionar cada colegio.

Entre las medidas dispuestas, el municipio de Deán Funes presentó ayer una denuncia penal por el envenenamiento masivo y hoy se constituirá en querellante de la causa para impulsar la investigación desde la Fiscalía.

Por su parte, Gustavo Bracamonte, secretario de Obras Públicas del distrito, señaló que “con el asesoramiento de Ambiente de Córdoba se dispuso el enterramiento de estos animales de modo que no contaminen, en el predio del basural municipal”. Con ayuda de bomberos, se resolvió “echar mucha agua en los lugares donde aparecieron animales muertos porque es un insecticida que se diluye mejor en agua y cuyos efectos residuales duran unos cinco días”.

Sin embargo, aún no está claro cuál será el destino de los cuerpos envenenados. “Tenemos un depósito final de los animales muertos, tenemos que definir si los cremamos o los depositamos en fosas totalmente aisladas, con cal y otros elementos, separados de la población urbana”, señaló Daniel López, jefe de Bomberos.

Entre el año pasado y estos días murieron alrededor de 400 perros en esta ciudad del norte cordobés de 21 mil habitantes.

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: