Publicidad Cerrar X

Advierten que en 2008 podría seguir creciendo la presión impositiva al agro

El incremento del gasto público y los compromisos financieros que debe asumir la Argentina en los próximos dos años podrían derivar en un nuevo aumento de las retenciones al agro. La presión alcista que vienen registrando los commodities sería un factor desencadenante.

El incremento del gasto público y los compromisos financieros que debe asumir la Argentina en los próximos dos años podrían derivar en un nuevo aumento de las retenciones al agro. La presión alcista que vienen registrando los commodities sería un factor desencadenante.
infocampo
Por Infocampo

El progresivo incremento del gasto público y los compromisos financieros que debe asumir el país durante el presente año podrían derivar en un nuevo incremento de la presión impositiva al sector agropecuario, según afirmaron hoy diversos economistas consultados por Infocampo.

“No se puede descartar que el actual gobierno aplique una medida de este tipo teniendo en cuenta que en los próximos dos años los vencimientos de la Argentina son muy altos”, dijo hoy a Infocampo Pablo Rojo, economista y ex presidente del Banco Hipotecario.

“El constante crecimiento del gasto público es una amenaza para el sector agropecuario en la medida que sigan incrementándose los subsidios en materia de energía y transporte”, indicó Rojo, para luego agregar que “no se puede proyectar la evolución de las cuentas porque el gobierno subestima los números de recaudación”.

En el pasado mes de enero la recaudación por derechos de exportación fue de 3215,2 millones de pesos, una cifra 157,4% superior a la registrada en el mismo mes de 2007, según recientes datos de la Subsecretaría de Ingresos Públicos de la Nación. Semejante alza se explica por el aumento de los derechos aplicados a los commodities agrícolas en 2007 y por mayores ventas externas de trigo y aceite de soja durante el mes pasado.

“El gobierno se vio obligado a aumentar las retenciones al sector agropecuario por el desfasaje que generó el financiamiento de la política durante el año pasado”, manifestó Jorge Ingaramo, economista y consultor de empresas.

“Si se aplican más impuestos se terminaría la inversión productiva en el país porque la presión impositiva que tenemos en este momento ya es demasiado alta”, añadió.

El economista estimó que el Estado Nacional recaudará aproximadamente 90.000 millones de dólares en 2008, mientras que el superávit primario podría ser de un 4% representando un aumento de 2 puntos de producto con respecto a 2007.

En noviembre de 2007 comenzó a regir los nuevos aumentos de retenciones agrícolas. En el complejo sojero, la alícuota del poroto pasó del 27.5% al 35%, mientras que el aceite de soja ascendió del 24% al 32%. En el caso del girasol, pasó del 23,5% al 32% y su aceite al 30%. Para el trigo y el maíz el derecho de exportación subió a 28% y 25%, respectivamente.

Pero esa no fue la única oportunidad en la que el gobierno incrementó la presión fiscal sobre el agro el año pasado. La primera fue en enero, cuando se implementó un aumento de 4 puntos porcentuales de los derechos de exportación aplicados sobre el poroto, la harina y el aceite de soja. También se incrementó la presión impositiva sobre el sector lácteo en febrero pasado cuando comenzó a regir un precio máximo de 2100 u$s/tonelada para las ventas externas de leche en polvo entera.

En cuanto a las perspectivas para los precios de los commodities en los próximos meses, Enrique Erize, titular de Nóvitas, indicó que “los valores seguirán su tendencia alcista, básicamente por la alta demanda de China e India y por las expectativas presentes en el mundo por los biocombustibles”.

Javier Lanari

Seguí leyendo:

Temas relacionados: