Publicidad Cerrar X

âEl sector demandaba un nuevo operadorâ

El director comercial de Noble Argentina cuenta las futuras inversiones de la empresa en el país. Los biocombustibles y la construcción de una planta de procesamientos son sólo dos de los objetivos para los próximos años.

El director comercial de Noble Argentina cuenta las futuras inversiones de la empresa en el país. Los biocombustibles y la construcción de una planta de procesamientos son sólo dos de los objetivos para los próximos años.
infocampo

La semana pasada, el Grupo Noble inauguró el Complejo Portuario Noble Timbúes en donde invirtió u$s 55 millones. El polo logístico tiene una capacidad de operar 2,5 millones de toneladas por año y cuenta además con una tecnología de última generación. Esta gran inversión, según prometen sus representantes, es sólo el comienzo del posicionamiento del grupo, que tiene una fuerte competencia en la Argentina.

-¿Cómo evalúa el crecimiento y posicionamiento de Noble en la Argentina ?

-Arrancamos en 2001, en un momento en que muchas empresas se estaban yendo nosotros aterrizamos, comenzamos a operar en el puerto de Lima y nos sorprendimos con la buena respuesta de los productores a una logística rápida, luego presentamos el proyecto para construir un puerto propio, que fue aprobado por la dirección de la empresa y presentado a la Corporación Financiera Internacional, entidad que ha financiado varias iniciativas de este tipo en la Argentina, y que nos otorgó un crédito por u$s 36 millones, el resto fue financiado por Noble Group, estamos muy orgullosos de nuestro crecimiento y de la inauguración de la terminal en Timbúes.

-La terminal de Timbúes es sólo para embarcar granos, ¿quieren ingresar en el negocio del procesamiento de oleaginosas en la Argentina?

-Tenemos evaluada la instalación de una fábrica propia pero recién terminamos de invertir u$s 55 millones y estamos buscando el momento adecuado para hacerlo. Entretanto seguimos comprando de la industria local, a la cual también proveemos de semillas de soja y girasol para procesamiento. A pesar de no tener una fábrica aceitera somos distribuidores de harinas proteicas y aceites vegetales que compramos a procesadores locales, quienes a través de nuestra red abastecen de productos argentinos a países del Sudeste Asiático, Mediterráneo y Medio Oriente.

-El negocio granario presenta una fuerte competitividad en la Argentina, ¿cómo piensan crecer a la sombra de empresas mundiales grandes que están hace muchos años en el país?

-No es sencillo pero encontramos una demanda insatisfecha que nos permitió crecer. A fines de los 90 los costos operativos eran muy altos y hubo compañías que fueron absorbidas o que simplemente desaparecieron. Afortunadamente nosotros recibimos un apoyo importante de un sector que, luego del cierre de tantas empresas, estaba demandando un operador nuevo; ahora confiamos en nuestro desarrollo a futuro.

-Hay otros jugadores que están muy agresivos instalando acopios en el interior tratando de originar el grano lo más cerca posible del productor. ¿Cómo se compite con esto?

-El gran beneficiario de esa competencia es el productor, quien muchas veces recibe condiciones muy ventajosas, que no se condicen con el mercado internacional, nosotros llegamos a acopiadores y productores a través de corredores de cereales, dejando que el vendedor sea quien elija. Consideramos que cada participante tiene una función importante dentro de la cadena de comercialización. Nuestra función es exportar y distribuir, y por eso no intervenimos en otros eslabones sino que nos asociamos con quienes ya lo hacen.

-¿Tienen pensado invertir en biodiésel?

-Sí, Noble es un gran operador en el mercado de combustibles y en especial de etanol a nivel mundial. Ahora estamos evaluando proyectos y en cualquier momento tendremos novedades.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: