Publicidad Cerrar X

Algunas conclusiones sobre la Expo Agrícola de Sinaloa

El uso paulatino del riego por aspersión en México abre una oportunidad para el desarrollo del paquete tecnológico argentino de siembra directa. La asociación entre empresas mexicanas y argentinas es fundamental.

El uso paulatino del riego por aspersión en México abre una oportunidad para el desarrollo del paquete tecnológico argentino de siembra directa. La asociación entre empresas mexicanas y argentinas es fundamental.
infocampo
Por Infocampo

El viaje de la delegación argentina a la Expo Sinaloa (México), que se llevó a cabo entre los pasados 4 y 7 de febrero, dejó varios puntos para el análisis.

En diálogo con Infocampo, los ingenieros agrónomos Mario Bragachini y Cristiano Casini, del Inta Manfredi, explicaron que, en México, el estado de Sinaloa es el territorio más propicio para el desembarco y desarrollo del paquete tecnológico argentino.

Sinaloa se caracteriza por una producción agrícola muy intensiva, volcada en su mayor parte a la horticultura. También se destaca la producción de maíz, con un total de 5 millones de toneladas. “Es un mercado que se caracteriza por sus exigencias de calidad”, afirmó Casini.

En esta zona, los productores cuentan con establecimientos que oscilan entre las 100 y 2.500 ha. En maquinaria, Casini explicó que utilizan tractores con una potencia promedio de 120 HP, sembradoras de tres puntos, cabezales de cinco surcos a 80 cm, pulverizadores de tres puntos de 600 litros y fertilizadoras de 1.200 kilos.

Con respecto a la cosecha de maíz, Casini explicó que la trilla se realiza con un alto porcentaje de humedad (17-18%), por lo que la demanda en secado artificial es alta. “Los productores mexicanos tienen la necesidad de expandir su capacidad de almacenamiento y secado”, señaló.

El rendimiento promedio del maíz en México es de 24 qq/ha. La incorporación de tecnología de siembra directa permitiría elevar la productividad promedio hasta los 39 qq/ha. “De este modo, el productor alcanzaría la autosuficiencia, con menores costos”, afirmó.

Casi la totalidad de las 24 millones de toneladas de maíz producidas en México se realizan bajo riego por inundación. Casini señaló que en la producción mexicana existe una tendencia hacia el riego por aspersión. “Es un cambio tecnológico indispensable para adoptar la siembra directa”, afirmó.

Uno de los productos que más posibilidades cuenta en este mercado, según destacó Casini, es la sembradora. En este contexto, el profesional destacó que en México existen zonas de secano, como Querétaro y Guadalajara, en donde existen altas probabilidades de expandir la siembra directa y el almacenamiento de granos en bolsas plásticas.

En este listado, también deben incluirse tolvas autodescargables, pulverizadoras, fertilizadoras, rastras de discos, cabezales para cosechadoras y todos los implementos necesarios para la sistematización y uso del riego por surcos. “La maquinaria argentina puede tener lugar en este mercado.

Los productos que se envíen deben contar con un amplio respaldo técnicocomercial, porque la competencia es muy fuerte”, detalló Casini.

Para un desembarco paulatino en este mercado un punto clave es la asociación entre empresas argentinas y mexicanas, para adquirir mayor solidez comercial y técnica. “Esta asociación incluso podría ser una etapa facilitadora para empezar a mirar el mercado de Estados Unidos”, analizó el profesional.

En la muestra mexicana participaron un total de 500 expositores, de 27 países. De nuestro país estuvieron presentes 27 empresas.

La facturación anual estimada del mercado mexicano de maquinaria se ubica sobre los u$s250-300 millones. Su producto fuerte es el tractor, de los cuales se fabrican 14.000 unidades por año.

Además de los profesionales del INTA y empresas, la delegación argentina estuvo compuesta por Cafma, Cideter-Cecma, Ternium- Siderar, Cancillería Argentina, Banco Nación Argentina, y los gobiernos de Santa Fe y Córdoba.

Artículo publicado en la edición de hoy de Infocampo Semanario

Seguí leyendo:

Temas relacionados: