Publicidad Cerrar X

Bordón, Lavagna y Redrado en Washington

Infocampo se comunicó telefónicamente con el embajador argentino en Estados Unidos, José Octavio Bordón, quien, desde Washington, analizó la evolución de la economía argentina y las relaciones comerciales del país con la administración norteamericana

Infocampo se comunicó telefónicamente con el embajador argentino en Estados Unidos, José Octavio Bordón, quien, desde Washington, analizó la evolución de la economía argentina y las relaciones comerciales del país con la administración norteamericana
infocampo

José Octavio Bordón, embajador argentino en Estados Unidos, consideró positiva la visita a Washington de nuestro Ministro de Economía, Roberto Lavagna, y la presencia en esa ciudad norteamericana, del nuevo presidente del Banco Central de la Argentina, Martín Redrado. Ambos asistieron allí a la reunión anual del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Mundial y, en este marco, mantuvieron una serie de reuniones sobre diversos temas. “Más allá de las presiones de algunos bonistas y de algunos países muy puntuales”, expresó Bordón “destaco en general la importancia del comunicado del Fondo Monetario Internacional, que reconoce y elogia el muy buen comportamiento económico, financiero y fiscal que está teniendo la República Argentina” y agregó que dichos organismos tienen grandes expectativas de llegar a un buen acuerdo con la Argentina sobre el tema de su deuda.

Resaltó también las declaraciones específicas de algunas figuras como por ejemplo el Secretario del Tesoro de los Estados Unidos, John Show, quien opinó que el tema central para un país en crisis es crecer económicamente, para luego resolver los diferentes problemas sociales y económicos. Por otro lado, Snow manifestó que el otro tema a resaltar es la problemática de los países endeudados y consideró que los problemas deben ser resueltos de una manera sustentable y en el marco de un crecimiento económico. Para Bordón “es esta la postura que viene sosteniendo la administración del gobierno del presidente Kirchner”, por lo que expresó que “se está muy cerca de una buena solución”.

Franco Mercuriali, conductor de Infocampo, manifestó su preocupación ante un posible protagonismo dentro de la agenda del G-7 (grupo de los siete) del tema de la deuda externa argentina.

Al respecto, el embajador declaró que esto se da muchísimo menos que en el pasado y que, lo que realmente adquiere significación, es el Informe Global del Fondo, porque en este poseen gran peso Japón e Italia, que son quienes más presionaron para que Argentina cumpliera con sus obligaciones económicas. Bordón destacó que, en dicho informe, la mención de la Argentina fue realmente positiva. Sobre todo si miramos dos o tres años hacia atrás, cuando la crisis del país se encontraba en el centro del debate. Asimismo agregó que “lo llamativo es que en sólo uno o dos años la Argentina pasó de estar considerado como un país sin futuro a que en general los comentarios son menos, y las mayoría son positivos”, y opinó que este cambio es sin dudas muy favorable.

José Fulugonio, columnista de Infocampo, interrogó a Bordón acerca de la posibilidad de que el Comité Global de Acreedores (aparentemente en contacto cercano con la sociedad mayoritaria de bonistas argentinos) recurra a la justicia. Fulugonio agregó que éste comité “dice representar acreedores por mas de setecientos mil millones de dólares” y le preguntó a Bordón si tendrían el peso suficiente como para bloquear la negociación de Argentina con el FMI, en el caso de que así lo dispusieran.

Bordón sostuvo al respecto que “no creo que el Comité Global de Acreedores tenga la capacidad de bloquear dicha negociación” y agregó “creo que estos representantes del grupo bonistas están preocupados porque ahora va a hablar en serio el bonista en el mercado. Estamos haciendo una propuesta sustentable, razonable y posible de ser pagada en un largo plazo, que garantiza una respuesta a los bonistas, que permitirá crecer a la Argentina económicamente y tener estabilidad social, porque sin esto uno no puede ni crecer ni pagar”.

Finalmente solicitó “que dejen que hable el mercado y que la gente decida”.

Horacio Esteban, columnista para Infocampo, interrogó a Bordón acerca de las relaciones comerciales entre Argentina y Estados Unidos, y le solicitó su opinión acerca de la posibilidad de que se registren cambios en esta relación, en caso de que John Kerry resulte elegido presidente de los Estados Unidos en Noviembre próximo.

Al respecto, el embajador expuso que “siempre cuando cambia un gobierno hay modificaciones” pero, en cuanto a la relación específica de Estados Unidos con la Argentina aclaró, “si bien hemos trabajado en buen clima y en consonancia con la administración del gobierno norteamericano, también lo hemos hecho con el Congreso. Nos hemos ocupado de conseguir un respaldo permanente y muy importante de la administración de Estados Unidos en estos temas de la renegociación de la deuda y la estrategia de recuperación económica argentina”.

Por ello opinó que las negociaciones seguirán por buen camino de todas maneras, ya que “también nos hemos dado la tarea y la función de explicarle tanto a republicanos como a demócratas, tanto a gente del gobierno central como a gobernadores, tanto a políticos como a gente del mundo académico y empresario, cuál es la estrategia argentina y por qué razón esta administración nos respalda”.

Finalmente, Franco Mercuriali se refirió a las cuestiones concernientes al sector agropecuario, y aludió a la falta de políticos eficientes, que resuelvan y ayuden a los empresarios argentinos, a los exportadores, a realizar transacciones en Estados Unidos.

Frente a dicha problemática, Bordón afirmó que “estamos trabajando, es una tarea de conjunto” y ratificó que el vino argentino incrementó un 20 % su presencia en Norteamérica en el último año, lo que implicaría un crecimiento mayor al de la industria vitivinícola en Estados Unidos de países como Australia, Chile y Francia. Con respecto a las carnes cocidas, comentó que se han logrado mantener y aún aumentar los niveles de consumo pero que “con especto a las carnes no cocidas, estamos con los temas sanitarios que en su momento provocó la aftosa, en lo cual hemos trabajado muy fuerte. Hay que resolver el tema del fondo, pero estamos cerca de una solución”.

Por otra parte resaltó que, en algunos casos, la Argentina tiene problemas de volumen, y dijo que “hay algunos mercados, no sólo en Estados Unidos, que no podemos atacar porque a veces no tenemos el volumen suficiente de producción”.

Para el embajador argentino, otro tema significativo es la lucha contra el proteccionismo. Al respecto recordó que la Ronda Uruguay planteó, en el caso de los productos agrícolas, que los países más desarrollados como Japón, Estados Unidos, y aquellos pertenecientes al continente europeo, tenían que bajar los subsidios. Sin embargo expresó que, “luego de varios años de acción, lo que uno observa es que la cantidad de subsidios pasó de trescientos a trescientos cincuenta millones de dólares. Esto fue el hecho por el cual tuvimos grandes diferencias hace un año, en las reuniones de Cancún, con Europa y Estados Unidos”. Y agregó que, afortunadamente, la Argentina mantuvo su posición de no firmar ningún acuerdo en esas condiciones. Se unió con Brasil, Australia, Nueva Zelanda, China y también India, para realizar una fuerte negociación que finalizó hace escasos meses en Ginebra “con una respuesta mucho más positiva y más razonable que esperamos se confirme el año que viene”.

Asimismo, en el marco de las relaciones comerciales entre Argentina y Estados Unidos, Bordón consideró como un tema central el hecho de “poner en contacto y trabajar en forma conjunta el sector privado con el sector público en la Argentina. Poner en contacto no a la Capital de Buenos Aires con la ciudad de Washington sino a los sectores del gobierno y de la producción de ambos lugares”.

Por último concluyó que “un mercado tan complejo y exigente no se gana con ideas generales, se gana con trajes a medida para cada tipo actividad y para cada tipo de producción”. Por ello, y a fines de impulsar el comercio internacional, afirmó que “nuestra gente acá está volcada 80-90 % a ganar mercados y puestos de trabajo de calidad para la Argentina, después de haber luchado para restablecer la imagen del país y la situación financiera”.

Esperemos que las negociaciones rindan sus frutos.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: