Publicidad Cerrar X

Bush anunció un paquete económico por 145 mil millones de dólares para evitar una recesión

Se trata de medidas de estímulo económico que se repartirán entre recortes impositivos individuales y e incentivos fiscales para empresas. âTiene que ser lo suficientemente grande como para tener impactoâ, dijo el presidente, al tiempo que aclaró que será âtemporalâ y será puesto en funcionamiento de inmediato.

Se trata de medidas de estímulo económico que se repartirán entre recortes impositivos individuales y e incentivos fiscales para empresas. âTiene que ser lo suficientemente grande como para tener impactoâ, dijo el presidente, al tiempo que aclaró que será âtemporalâ y será puesto en funcionamiento de inmediato.
infocampo

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, anunció este viernes un paquete de estímulo económico por 145.000 millones de dólares, en su mayor parte en forma de recortes impositivos, que representan el 1% del Producto Interno Bruto (PIB) de ese país, con el fin de evitar la recesión.

En el marco de una fuerte volatilidad financiera, Bush ofreció este viernes algunos lineamientos de su propuesta para ayudar a recuperar el estado de salud de la economía estadounidense, afectada por la crisis hipotecaria y un fuerte aumento de los precios del crudo.

Bush adelantó que enviará al Congreso de ese país un agresivo programa para hacer frente a la marcada desaceleración del PIB, en medio de un contexto que podría tornarse recesivo durante el primer semestre de este año.

El presidente dijo que las medidas adicionales eran necesarias para impulsar a la economía y afirmó que un paquete temporal de estímulos de cerca de 1% del PIB debería implementarse rápido.

“El paquete tiene que ser lo suficientemente grande como para tener un impacto” sobre la economía estadounidense, señaló Bush, quien dijo que el proyecto será solo “temporal” y puesto en marcha de manera inmediata, según difundió la agencia italiana ANSA.

Según el presidente, el paquete incluirá incentivos fiscales para empresas y recortes impositivos individuales “directos”.

Los economistas de la principal potencia económica del mundo temen que la combinación de la crisis hipotecaria y la caída del consumo, entre otros factores, terminen impactando en el crédito y el nivel de empleo, llevando al país hacia una temida recesión.

El presidente explicó que a principios de este mes, antes de partir a una gira por el Medio Oriente, encargó a su equipo de asesores económicos que preparara una evaluación de la situación.

“El equipo económico reportó que nuestra economía tiene una base sólida, pero que existen áreas de verdadera preocupación”, indicó este viernes el mandatario.

Para Bush, “la economía sigue creando puestos de empleo, aunque a un ritmo más lento, el gasto de los consumidores sigue creciendo, pero el mercado de la vivienda está declinando”.

“Las inversiones empresariales y las exportaciones siguen aumentando, pero el costo del petróleo importado creció”, dijo Bush al presentar el panorama de la economía norteamericana.

Posteriormente admitió que las previsiones indican que la economía de los Estados Unidos “va a seguir creciendo”, pero “a un ritmo menor al que disfrutamos durante los últimos años”.

“Después de considerarlo con cuidado, y tras discutirlo con miembros del Congreso -señaló Bush-, he concluido que hacen falta medidas adicionales” a aquellas que ya se tomaron pocos meses atrás para favorecer a las víctimas de la crisis inmobiliaria.

El paquete de estímulo, al que Bush llamó “de crecimiento”, será construido -dijo- sobre la base de medidas de alivio fiscal “que afectarán directamente” la salud de la economía de ese país.

Agregó que “este paquete tiene que ser temporal y hacer efecto de manera inmediata, de manera que podamos ayudar a nuestra economía cuando más lo necesita”.

Este jueves, Ben Bernanke, el titular de la Reserva Federal de Estados Unidos, respaldó la idea de un estímulo fiscal.

Fuente: Télam

Seguí leyendo:

Temas relacionados: