Publicidad Cerrar X

Cambio climático: Europa limitará la emisión de gases

La Unión Europea establecerá un freno a las emisiones de gases de efecto invernadero para cada uno de los sectores industriales y para cada país del continente. Estiman la inversión en 3 euros por habitante por semana contra los 60 que implica el mantenimiento de la actual estructura que, además, promueve la difusión de dióxido de carbono.

La Unión Europea establecerá un freno a las emisiones de gases de efecto invernadero para cada uno de los sectores industriales y para cada país del continente. Estiman la inversión en 3 euros por habitante por semana contra los 60 que implica el mantenimiento de la actual estructura que, además, promueve la difusión de dióxido de carbono.
infocampo
Por Infocampo

El objetivo del plan es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 20% para 2020 respecto a los niveles de 1990 y que para ese mismo año un 20% de la energía que se consuman los veintisiete países que la conforman, proceda de energías como la eólica o la solar y que el 10% de los carburantes sean biocombustibles.

José Manuel Durao Barroso, el presidente de la Comisión que presentó el plan, reconoció que reducir las emisiones contaminantes tendrá un costo, pero que será menor que el que tendría no hacer nada para frenar el cambio climático.

En estos términos, se ha definido que el costo del plan, por ciudadano europeo y por semana, es de 3 euros, valor considerado como âasumibleâ si se compara âcon el que tendría no hacer nadaâ, cifra que se estima en unos 60 euros por persona a la semana, según cálculos de la Comisión.

El plan aprobado, que deberá ser ratificado por los Estados miembros y por el Parlamento Europeo, apuesta al uso de las energías renovables las que deberán suponer un 20% de la energía consumida para el año 2020.

Según el plan, las emanaciones de dióxido de carbono deberán recortarse -en 2020- un 20% con respecto a los niveles de 1990, porcentaje que podría ampliarse al 30% si otros países industrializados adoptaran compromisos similares.

La propuesta oficial también propone que el reparto de la disminución del dióxido de carbono se haga en función del PBI âper cápitaâ de los países, por lo que los estados más ricos tendrán que recortar sus emisiones más que los menos desarrollados (los países del Este). Y en algunos casos hasta podrán aumentarlas, aunque de forma limitada.

Las industrias y los sindicatos europeos valoraron la propuesta pero alertaron sobre el impacto que las medidas pueden tener sobre el empleo.

La organización patronal de la Unión Europea, BusinessEurope, advirtió que cualquier solución debe garantizar el mantenimiento de la competitividad.

Los sindicatos, por su parte, calificaron la estrategia de “paso significativo” y que deben tenerse en cuenta las cuestiones sociales.

Fuente: Télam

Seguí leyendo:

Temas relacionados: