Publicidad Cerrar X

Cómo vencer el estrés calórico

Buena leche. La época no ayuda a la producción en cantidad y calidad. Lo que hay que saber para no perder.

Buena leche. La época no ayuda a la producción en cantidad y calidad. Lo que hay que saber para no perder.
infocampo
Por Infocampo

Los problemas de verano representan actualmente una de las principales barreras para alcanzar mayores niveles de eficiencia y productividad en los tambos. EI impacto negativo no es solamente “inmediato” sino que acarrea efectos que van más allá de la temporada.

Se estima que cuando la temperatura máxima supera los 25°C, el ambiente es estresante para los animales.

En condiciones cálidas y de elevada humedad atmosférica se reduce la pérdida de calor por evaporación a través de la piel y del tracto respiratorio, incrementando el nivel de estrés.

La alta humedad también representa un problema sanitario porque contribuye a la proliferación de patógenos: bacterias, hongos y ectoparásitos. Cuanto mayor es el nivel de producción, más sensible es el animal al estrés térmico y, por lo tanto, más marcada será la disminución de su rendimiento.

En las vacas tipo Holstein americano de alta producción (+ 24 litros por día) el rendimiento de leche puede disminuir hasta un 25%.

La raza Jersey y sus cruzas son más resistentes a las altas temperaturas. Este dato es de interés para ser tenido en cuenta en posibles planteos de cruzamientos para producción de leche en zonas cálidas. Desde el punto de vista de la calidad de leche, el estrés por calor representa un factor negativo, dado que debido a los trastornos digestivos y metabólicos, se altera su composición química con disminuciones importantes en la concentración de proteína en leche. Por otra parte, durante la estación cálida pueden ocurrir pérdidas de eficiencia reproductiva dado que en vacas estresadas se reduce significativamente la intensidad de los celos, lo que conlleva a un aumento de los mismos y puede disminuir marcadamente la tasa de concepción. También es muy importante el número de horas diarias de estrés. Si son demasiadas, se ve limitada la capacidad para eliminar calor durante el período nocturno.

El suministro de dietas equilibradas, el uso de sombras y la refrigeración en el corral de espera pueden significar una gran diferencia en el estado corporal de las vacas a la salida del verano y, en consecuencia, más dinero todo el año.

A la hora del ordeñe

Está demostrado que además de sombra, un sistema muy efectivo y de fácil aplicación es la refrigeración en el corral de espera, previo a los ordeñes, durante 30 minutos. Para implementarlo se utilizan aspersores que generen una lluvia que penetre hasta la superficie de la piel. El sistema se completa con ventiladores, para favorecer la evaporación y evitar la saturación del aire. La sombra de árboles es muy efectiva y no existen dudas acerca de las ventajas de una buena forestación. Sin embargo, presenta algunas desventajas como, por ejemplo, la poca uniformidad de la sombra y la posible falta de piso cuando se producen lluvias intensas. Como alternativa se pueden utilizar sombras artificiales. Estas pueden ser fijas o móviles.

Gustavo Malem

gmalem@infobae.com

Seguí leyendo:

Temas relacionados: