Publicidad Cerrar X

COMPETITIVIDAD O RETENCIONES

El debate que se instaló por los acuerdos firmados con la república de China, sobre la capacidad de competir que tiene nuestros empresarios y el sistema económico que queremos los argentinos, nos ha hecho retroceder muchos años. ¿Queremos un sistema de sustitución de importaciones o vamos a competir en el sistema globalizado que impera en... Read more »

infocampo

El debate que se instaló por los acuerdos firmados con la república de China, sobre la capacidad de competir que tiene nuestros empresarios y el sistema económico que queremos los argentinos, nos ha hecho retroceder muchos años. ¿Queremos un sistema de sustitución de importaciones o vamos a competir en el sistema globalizado que impera en todos los países desarrollados y en vía de desarrollo? Ya teníamos problemas con Brasil y que con el mercado de China el tema es mucho mas grave. Pero no vamos a solucionar el problema cerrando la economía si no abriéndonos a todos los mercados. Lo que hay que hacer para terminar con este viejo debate, es desregular toda la economía para facilitar y promover la inversión, el trabajo, la transformación y las exportación, y fijar un nivel de aranceles de importación decreciente en determinado tiempo y nivel para que cada uno sepa a que atenerse. Las retenciones a la exportación es un ataque directo a la competitividad del país. Es un impuesto distorsivo porque promueve la concentración de la riqueza en los productores y operadores más grandes. El gobierno tendría que saber que hoy muchos no tienen ganancia, porque las retenciones se la están cobrando sobre el precio bruto de lo que cosecha, limita además el uso de tecnología y promueve una mayor evasión para poder subsistir, provoca la emigración del interior a los grandes centros poblados, agravando y alimentando las villas miseria. El país esta esperando cambio profundo con este Gobierno. No se puede ni se debe cometer los mismos errores. Hoy tenemos una oportunidad histórica por las condiciones interna y externas. El país necesita contar con una profunda reforma impositiva, que cobre los impuestos en el municipio y coparticipe para arriba. Es la única forma de poder pensar en una distribución equitativa de la riqueza . Debe surgir una nueva burguesía empresarial y una diligencia que la represente, que asuma que la solución de país pasa mas por lo que hagamos el sector privado unido y no lo que pueda o quiera hacer los gobiernos de turno. Para logra una economía competitiva, hay que dejar todas las ideología y las viejas recetas como la han hecho los países que prosperan, para poder producir un gran desarrollo del país y sus exportaciones, con el funcionamiento pleno de todas las instituciones, recuperando los valores éticos y que de igualdad de oportunidades a todos los argentinos.

Arturo Navarro – Asesor parlamentario por Recrear

Seguí leyendo:

Temas relacionados: