Publicidad Cerrar X

Con pronóstico incierto y de mal en peor

El Gobierno apela a desgastar a los productores agropecuarios y desestima reunirse con las entidades rurales. Mientras tanto los camioneros autoconvocados en las rutas complican la llegada de alimentos a los centros urbanos.

El Gobierno apela a desgastar a los productores agropecuarios y desestima reunirse con las entidades rurales. Mientras tanto los camioneros autoconvocados en las rutas complican la llegada de alimentos a los centros urbanos.
infocampo

Los camioneros autoconvocados en las rutas complicaron aún más el panorama e instalaron el fantasma del desabastecimiento en los centros urbanos.

Los alimentos básicos como carne, leche y verduras ya empiezan a faltar en las góndolas, incluso los panaderos tienen problemas para comprar harina ya que los molinos no están recibiendo trigo para moler. De extenderse la medida de fuerza, los próximos días podrían traer no sólo la faltante de comestibles sino un fuerte incremento en la canasta básica.

En este contexto, Luciano Miguens, presidente de la SRA, reconoció que cada vez es más complicado sacar a los productores de las rutas, ya que no se llegó a ninguna solución. Parece ser que las entidades se encuentran en una encrucijada cada vez más difícil de salir, ya que mientras el Gobierno busca debilitarlas y sacarles credibilidad ante la situación, los ánimos de los productores autoconvocados cada vez están más caldeados.

Al cierre de esta edición los ruralistas tenían previsto reunirse para planear una estrategia para los próximos días.

Por su parte la postura del Gobierno parece ser cada vez más inquebrantable, ya que el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, declaró que el debate con el campo ya estaba cerrado y desestimó una futura reunión con las entidades.

Incluso tampoco asistieron a la convocatoria del defensor del pueblo, Alberto Mondino, para que se reunieran con el agro.

Al mismo tiempo, y como ya es una costumbre, Alberto Fernández también fue la cara visible esta semana cuando anunció la liberación de un millón de toneladas para exportación. El registro está cerrado desde noviembre de 2007 y sólo se permitió exportar el mes pasado 100.000 toneladas a Brasil.

La medida beneficiará a las firmas exportadoras que ya tienen el cereal comprado, y en lo que respecta a los productores no tendrá mayor incidencia.

En el plano político el conflicto también le trajo consecuencias al oficialismo, ya que Néstor Kirchner canceló la interna del PJ de Santa Fe prevista para el 13 de julio y le cedió a Carlos Reutemann el control distrital del partido.

No es una novedad que al ex presidente no le gusta perder, por lo que ante un panorama que daba como ganadora a la lista encabezada por Ricardo Spinozzi e impulsada por Reutemann, decidió a último momento bajar a su candidato Agustín Rossi, luego de acordar para que encabece la lista de congresales nacionales.

Por su parte, esta semana apareció Roberto Lavagana, quien hasta el momento había desistido de hacer cualquier tipo de declaración acerca del conflicto.

Durante una disertación, el ex ministro de Economía afirmó que el conflicto “ha tapado muchas cosas”. Lavagna señaló al aumento de precios como el problema más urgente que debe afrontar el Gobierno, e indicó que el índice de inflación se encuentra entre un “25 y un 29%” anual, y que de seguir todo igual se enfriará la economía.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: