Publicidad Cerrar X

Decomisan casi 6 mil docenas de huevos frescos en Río Negro

Los productos se encontraban en el depósito de una empresa de transporte de cargas de Cipolletti a una temperatura de 38°C, es decir, más del doble de lo que señala la normativa vigente.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) decomisó y ordenó la destrucción de 5.988 docenas de huevos que se encontraban en el depósito de una empresa de transporte de cargas ubicada en Cipolletti, provincia de Río Negro. (Ver Video)

En tareas de control de rutina, el Servicio de Inspección Veterinaria que funciona en cada empresa detectó que los productos estaban a una temperatura de 38,2°C, cuando el límite de tolerancia en este caso es de 15°C según determina el Decreto 4238/68.

Por esta razón, en cumplimiento de la normativa sanitaria vigente y en resguardo de la salud de la población, el Servicio dispuso decomisar y destruir totalmente la carga en el basurero municipal de la localidad.

“En el caso de los huevos, es tan importante mantener una temperatura adecuada como evitar los cambios térmicos bruscos, sobre todo el salto de bajas a altas temperaturas que producen una condensación de agua en la superficie de la cáscara y favorece la entrada a través de los poros de agua con microorganismos que pueden afectar la salud de la personas”, señala el supervisor de Inocuidad y Calidad Agroalimentaria, Guillermo Pérez.

El profesional del Centro Regional Patagonia Norte del Senasa indicó que la Salmonelosis es una de las enfermedades que puede provocar el consumo de productos con estas características.

Por esta razón, recordó a las empresas de transporte de cargas que “deben ceñirse a lo estipulado por la normativa sanitaria vigente, que en el caso de los huevos implica mantenerlos en lugares secos, frescos y a la temperatura señalada”.

Agregó que la población debería adquirir huevos “en lugares habilitados y controlados, en lo posible en envases que contengan un rótulo donde esté descripta la procedencia, la calidad según corresponda, la temperatura de conservación y la fecha límite de consumo”. Asimismo, señaló que “el logotipo del Senasa en el envase implica que el producto fue controlado en todo su proceso”.

Fuente: Prensa Senasa

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: