Publicidad Cerrar X

Desembarcó en cuba con 150.000 t de harina

La Federación Argentina de la Industria Molinera firmó un convenio con la empresa Alimport de Cuba, centralizadora del 90% de las compras de alimentos de la isla, para importar de nuestro país harina 000 durante todo 2007.

La Federación Argentina de la Industria Molinera firmó un convenio con la empresa Alimport de Cuba, centralizadora del 90% de las compras de alimentos de la isla, para importar de nuestro país harina 000 durante todo 2007.

Teniendo en cuenta que nuestro país tiene más de un 40% de capacidad ociosa en el sector molinero, es decir que puede abastecer al mercado externo con 8 millones de toneladas de saldo exportable, la  Federación Argentina de la Industria Molinera (Faim), en conjunto con la Secretaría de Industria y Comercio y el embajador argentino en Cuba, realizaron negociaciones para abastecer con harina  a ese país.

Alimport, empresa cubana que centraliza el 90% de las compras de la isla, fue la compañía que cerró el contrato con Faim, para comprar a la industria molinera local entre 150.000 y 200.000 toneladas de harina 000 durante todo el 2007. Esta clase de harina es utilizada para elaborar todo tipo de panes y otros productos que consumen en Cuba.

âPautar esa cantidad nunca había sucedido, el sistema de compra que manejamos es de otra manera, se va vendiendo mes a mes. Un ejemplo es Brasil, al que se le venden 400.000 toneladas al año pero no con un convenio de antemano, esto es un avance importante teniendo en cuenta que las ventas que se harán a Cuba reportarán 50 millones de dólares en el próximo añoâ, explicó a Infocampo Alberto España, presidente de la Faim.

Hace quince días, la federación envió a Cuba un barco con más de 12.000 toneladas de harina por 3,5 millones de dólares. En el momento de ese envío había autoridades argentinas que pudieron comprobar la conformidad de los cubanos, quienes compararon la calidad con las harinas europeas, que son las que consumen. En este envío participaron  ocho molinos asociados a la federación, entre los que figuraron Molinos Lagomarsino, Cañuelas, Argentino y Campodónico.

âEl objetivo de la federación es que los molinos accedan a esta exportación de manera voluntaria; esto siempre dependerá de la necesidad y cantidad de mercadería que se requiera para exportarâ, indicó el presidente de la entidad.

Con la idea de exportar mercadería con valor agregado, la Faim tiene en carpeta abrir las fronteras con países lationoamericanos y también se extenderían los convenios a países africanos, adonde ya se llevaron muestras del producto triple cero .

De concretarse las negociaciones, en febrero la entidad anunciaría los nuevos compradores para el producto nacional.

Los volúmes que se exportarían a esos nuevos mercados le significarían a la Argentina 200.000 toneladas más, que sumado a las ventas que se harán a Cuba,  da como resultado el equivalente a las exportaciones anuales hacia Brasil.

Seguí leyendo:

Temas relacionados:

Notas relacionadas: