Publicidad Cerrar X

El gobernador de Río Negro presentó un plan para que las retenciones vuelvan a los productores

Miguel Saiz habló, en una entrevista publicada hoy en El Federal, del plan integral que presentó para que parte de las retenciones a las exportaciones de fruta vuelvan al sector. Un análisis a fondo sobre el conflicto del agro.

Miguel Saiz habló, en una entrevista publicada hoy en El Federal, del plan integral que presentó para que parte de las retenciones a las exportaciones de fruta vuelvan al sector. Un análisis a fondo sobre el conflicto del agro.
infocampo
Por Infocampo

El gobernador de Río Negro, Miguel Saiz, concedió una entrevista a El Federal, en donde hizo referencia al plan que presentó para que parte de las retenciones a las exportaciones de fruta regresen al sector frutícola entrerriano.

¿Cómo analiza las respuestas del Gobierno frente a la primera semana de paro?

-La cadena siempre se corta por ahí abajo. Todos los descuentos se los hacen a los pequeños productores. Y en todo conflicto, ambas partes un poco de razón tienen, en mayor o en menor porcentaje, pero tienen su razón. Pero, cualquier intermediación como en un partido de tenis, no termina seis a seis. En política no hay empate.

-¿La Presidenta tuvo un gesto positivo cuando les pidió humildemente que levantaran el paro para dialogar? 

-Llevarlos a la ruta es fácil, sacarlos es lo difícil. Y ahí está la responsabilidad de los dirigentes, porque después de quince días se van dando manija, hay desgaste psíquico, físico y cada vez están todos más irritables. ¿Cómo hacés para controlar y conformar a uno por uno?

-¿Qué lectura hace de los cacerolazos porteños?

-Creo que por falta de información la gente se sumó al cacerolazo por distintos motivos y que en un 50 por ciento fue organizado y un cincuenta por ciento fue espontáneo.

-¿Se puso en juego la estabilidad?      

-No lo creo, mientras el Estado siga con los fondos de reserva y comprando dólares. Me parecen más preocupantes las crisis internacionales por como nos ha influido en otra época la crisis del Tequila, por ejemplo.

-Su provincia es una de las grandes exportadoras de fruta. ¿Es un termómetro a escala?

-Sí, es una escala. El análisis que hago es que hay que diferenciar el reclamo. El argumento es válido para pequeños y medianos productores pero hay mala información sobre la retención móvil.  Hoy en el reclamo del agro hay dos posturas, los que sostienen que hay que volver al 11 de marzo y los más radicalizados que dicen que hay que terminar con las exportaciones en la Argentina.

-¿Y cómo es lo de la retención móvil?

-Si analizás la última resolución de las retenciones móviles es más justa que las anteriores. En realidad, está más relacionado con la soja. El 45 por ciento, así nomás, parece abusivo. No me parece malo que sea variable, si sube la soja a nivel internacional y si baja que llegue al piso del 23 por ciento.

-En décadas pasadas, las provincias temían que nos les giraran los fondos de la coparticipación. ¿Cómo repercuten las retenciones y por qué no son coparticipables?

-Las retenciones no son coparticipables, son recursos del Gobierno Nacional. Bueno, después podrían volver como infraestructura o planes, pero al aplicar retenciones afecta al impuesto a las ganancias que es por ejemplo si gano 40 pago 10 de impuesto que va a un pozo común y se descuenta a cada provincia, pero las retenciones disminuyen este tributo.

-Entonces, ¿si bajan las retenciones y aumenta ganancias es mejor para una provincia?

-Sí, pero en este país son pocos los que pagan lo que corresponde a ganancias, es difícil controlarlo, y, en este caso sería así: exporto por cien, 40 lo saco y dejo 60 para ganancias. Entonces, la coparticipación es sobre 60 y no sobre el cien total. En la retención se hace sobre ese cien. ¿Se entiende?

-¿Cómo es hoy con las retenciones famosas?

-De cada tonelada, te sacan el 45 por ciento. Vendiste a un valor, pero el exportador compra a cooperativas de fruticultores y después exporta el montón y las retenciones te las hacen al precio del momento de exportar y ahí el gran exportador le descuenta al mediano y pequeño productor cuando le va a pagar. Lo que hay que lograr es una rentabilidad normal. Porque también es una falacia eso de que ganar plata en la Argentina es pecado. Todos trabajan para ganar plata.

-Y con la fruta ¿cómo es?

-Es lo mismo. Los cuatro o cinco que exportan ahora, cuando van a pagarle al pequeño productor o a la cooperativa donde compraron la manzana o la pera, les graban la retención. Esto lo termina pagando el productor chico no el exportador.

– Si bien todos coinciden en la falta de un tratamiento diferencial con pequeños y medianos productores, Río Negro presentó hace dos años ante el Gobierno Nacional un Programa para que los cinco puntos de retención en las exportaciones de fruta vuelvan como un fondo para atender emergencias puntuales, en casos donde la cosecha no le da para continuar o por factores climáticos, programas sanitarios para terminar con flagelos como la carpocapsa y reconversión de los sectores productivos. ¿Son la única provincia con un plan así?

-No conozco otra provincia que trabaje un plan integral como éste en el que se financie y que esté orientado a una mejor redistribución.

-¿Cómo surgió?

-Bueno, ya en 2004 los gobernadores radicales nos reunimos y de allí salió la ‘Declaración de Viedma’. Estábamos de acuerdo con las retenciones para cubrir los desfasajes. Si pasaba el año y la retención dejaba de ser coyuntural y era estructural debía ser coparticipable. Pero los costos no subieron. Además, si sacás la retención, ¿cuál es la garantía de que ese diez por ciento vuelva al pequeño productor? Nadie dice que le va a pagar diez por ciento más al pequeño productor. Se lo queda el exportador. Además, eso del 10 por ciento es mentirosos. En el caso de un cajón de manzanas, la retención es sobre el cajón embalado, pero en realidad tenés que descontarle la mano de obra, el frío, el papel, el cajón y el flete que significan un cincuenta por ciento, el otro cincuenta es la manzana.

-Al comienzo del paro usted dijo que las retenciones eran ¡excesivas!

-Dicho así: ‘un 45 por ciento’, suena como una cifra excesiva, lo que no se explica públicamente es que fue una cifra coyuntural, durante esos dos o tres días que el precio de la soja se disparó a nivel mundial.

-¿Cuál es la responsabilidad del Gobierno Nacional?

-En el agro hay varios discursos. Y en esto, le doy la razón a Martín Lousteau cuando se refiere a que el pan no va a costar 15 pesos. El Gobierno tiene una doble responsabilidad: Que el agro sea rentable y que no se dispare un espiral inflacionario sobre los productos básicos de la canasta familiar.

Por eso hay que volver a hacer las cuentas para que el pequeño y mediano productor, el chacarero siga produciendo, para que sea rentable su actividad.

-Como dirigente radical, ¿está cerquita el 2011?

-Depende. Estoy suspendido por los radicales pero lo vamos a pelear judicialmente.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: