Publicidad Cerrar X

El Oeste ya tiene 300.000 cabras

En el marco de las Quintas Jornadas de Producción Caprina realizadas en el Cedeva de Laguna Yema se expusieron los avances del sector en la zona oeste.

En el marco de las Quintas Jornadas de Producción Caprina realizadas en el Cedeva de Laguna Yema se expusieron los avances del sector en la zona oeste.
infocampo

Las herramientas para el mejoramiento genético de los rodeos, el manejo e implantación de pasturas, las enfermedades más comunes en las majadas y el impacto en los índices de producción caprina fueron algunos de los temas que se abordaron en las âQuintas Jornadas de Producción Caprinaâ realizadas en el Cedeva de Laguna Yema.

La reunión fue organizada por el Ministerio de la Producción y el Centro de Validación de Tecnologías Agropecuarias y participaron representantes de la Dirección de Asociativismo y Economía Social de la cartera de Economía, del Instituto Paippa, del Senasa, del Instituto de Colonización y Tierras Fiscales, de la Universidad Nacional de Formosa (Unaf), del programa Social Agropecuario, del Prodernea y del Centro de Diagnóstico e Investigaciones Veterinarias Formosa (Cedivef). El coordinador general del Prodeco, el ingeniero Jorge Balonga, ofició de anfitrión, y los expositores fueron la doctora María Antonia Revidatti de la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Unne, la ingeniera María Elena Castelan, del Cedeva de Las Lomitas y la Facultad de Ciencias Agrarias de la Unne, y los doctores Rubén Darío Casco y Sebastián de la Rosa, del Cedeva de Laguna Yema.

En la apertura, el ministde la Producción, Luis Basterra, trazó un panorama acerca del valor de los recursos naturales propios e indicó que Formosa dispone de un importante stock de recursos naturales. “Hay que gestionarlos, ordenarlos y aprovecharlos con un criterio sistémico, ya que constituyen la base de la agregación de valorâ.

Sobre el tema específico de las cabras, el funcionario dijo que “en el oeste provincial son alrededor de 300.000 cabras que comen lo que equivale a 50.000 vacas. Sin embargo esos caprinos tienen una importancia alta para la población que vive en ese lugar.

Entonces, la visión de que todo el territorio tiene que desarrollarse armónicamente requiere estrategias diferenciadasâ.

âSi tuviésemos una sola política uniforme en la provincia descartaríamos la cabra. Pero como definimos ocho regiones en Formosa para trabajar en cada una de ellas, toma relevancia para la región centro oeste y el extremo oesteâ.

La actividad caprina antes era meramente de subsistencia y hoy pasa a ser una rama económica que en el mediano plazo va a redituar considerablemente.

A su vez, el ministro explicó que uno de los pasos a seguir en la búsqueda de un sello distintivo en Formosa en materia caprina es avanzar hacia el âcapónâ o âcabrito formoseñoâ, es decir, un animal de 30 kilos que permite un aprovechamiento integral de la genética.

En la actualidad ya hay un aprovechamiento integral del animal no sólo en las carnes sino también en lo que tiene que ver con los cueros, los que son curtidos en el Parque Industrial de la capital formoseña, al igual que las pezuñas y hasta el estiércol, que se aprovecha para su utilización como abono.

El comportamiento de las forrajeras en el oeste formoseño formó parte de las jornadas de actualización mencionándose casos como el de la gramínea âpanicum coloratumâ, que es considerada una de las especies subtropicales de buen tenor proteico, resistente a las heladas y de fácil adaptación a suelos pesados con drenaje pobre.

Además, el caso de la âdigitaria milanjianaâ nativa del trópico oriental africano resistente a la sequía, de rápida recuperación después del corte, de buena competencia con las malezas, de fácil recuperación después de la quema y de buena adaptabilidad a los suelos de baja fertilidad.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: