Publicidad Cerrar X

Genera preocupación el nuevo sistema de cartas de porte

El nuevo mecanismo de activación del documento, que entrará en vigencia el próximo 10 de abril, podría generar serias dificultades operativas en plena cosecha.

El nuevo mecanismo de activación del documento, que entrará en vigencia el próximo 10 de abril, podría generar serias dificultades operativas en plena cosecha.
infocampo
Por Infocampo

A partir del 10 de abril, además de imprimir las cartas de porte para el transporte de granos, los productores deberán conseguir su aprobación por parte de la AFIP a través del código de trazabilidad de granos (CTG).

Este paso suma un nuevo factor de incertidumbre para los agricultores en un momento en el que todo debe funcionar con una perfecta sincronización. Un mínimo retraso en el momento de la cosecha puede causar fuertes pérdidas y graves problemas de logística. Así lo indicó un comunicado del Movimiento CREA.

La principal preocupación de los productores es que la activación de las cartas de porte mediante el CTG no es automática. Dado que para solicitar este código hay que enviar un conjunto de datos que deberán ser procesados, surge la duda de cuánto tardará el sistema en otorgar el CGT.

Además, entre los datos solicitados se encuentra la patente del camión y la cantidad de kilogramos transportados, por lo que el transporte ya deberá estar cargado al momento de la solicitud. Mariana Gori, de la Unidad de Investigación y Desarrollo del Movimiento CREA, adviertió que ‘esto podría causar problemas, ya que la vigencia del código en cuestión es de sólo tres días, por lo que cualquier demora durante el viaje o en el lugar de destino, muy comunes durante las épocas de cosecha, podría dejar sin validez al documento’.

Por otro lado, la medida no contempla algunas dificultades propias de la actividad agropecuaria, como la escasa conectividad a Internet o señal telefónica que hay en muchos establecimientos rurales. Es probable que gran parte de los productores tengan inconvenientes para obtener el CTG en medio del campo, donde se cargan los camiones.

Otro inconveniente que presenta el nuevo sistema es que no brinda la opción de utilizar lo que hasta ahora se llamó ‘por cuenta y orden’ que, en caso de que la mercadería fuera rechazada en su destino, permitía enviarla a una acondicionadora o a un nuevo destinatario rellenando la carta de porte al dorso.

‘El nuevo sistema solo permite cambiar el lugar de destino siempre que corresponda al mismo destinatario, y si la acondicionadora envía al puerto mercadería acondicionada de un tercero, el receptor no sabrá a qué contrato adjudicar la mercadería. Esto genera gran incertidumbre y serias dificultades para operar’, explicó Gori.   

La especialista de CREA recomiendó ‘adelantarse al problema y asesorarse con los especialistas en comercialización para evitar sorpresas en plena carga de los camiones’.

Es de esperar que en los próximos días se ajusten estos detalles para que el nuevo sistema de control sea más eficiente y no dificulte la comercialización de la mercadería.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: