Publicidad Cerrar X

Invernada intensiva que gana 765 kilos/carne/ha

A escala comercial, el semillero pergaminense validó un modelo de producción intensiva de invernada corta en base pastoril. Los resultados.

A escala comercial, el semillero pergaminense validó un modelo de producción intensiva de invernada corta en base pastoril. Los resultados.
infocampo
Por Infocampo

El jueves 1° de noviembre, en la Escuela Inchausti, de la localidad de Valdés, partido de 25 de Mayo, Barenbrug Palaversich presentó un nuevo Módulo de Producción Animal. “Cómo producir 750 kg de carne por hectárea con pasturas en suelos overos del centrooeste de Buenos Aires” fue el gancho con el que se presentó la recorrida a campo y los resultados del trabajo que hicieron la multinacional radicada en Pergamino y la institución dependiente de la Universidad de La Plata.

El módulo Inchausti valida un sistema de producción intensiva de invernada de base pastoril a escala comercial (90 ha). Está desarrollado sobre suelos overos quebrados, representativos de los ambientes ganaderos de la región centro-oeste de Buenos Aires. En estos suelos la producción de granos no es una alternativa rentable por los bajos rendimientos obtenidos o por la alta variabilidad de los mismos.

La estrategia de la empresa es contar con unidades de experimentación adaptativa que validen la información y tecnologías disponibles en distintas regiones para lograr producciones de carne o leche más eficientes.

El sistema de producción implementado es de invernada corta. Se engordan animales de destete de producción propia que ingresan en marzo de cada año con 180 kg PV/animal y terminan con 340â400 kg con ventas escalonadas hasta marzo del año siguiente.

“Se busca maximizar la productividad y persistencia de los recursos forrajeros, planificando e implementando rotaciones forrajeras adaptadas, monitoreando la producción de forraje, con manejo intensivo del pastoreo, en la fertilización y el control de malezas y plagas”, destacaron desde Barenbrug Palaversich.

Para lograr una invernada rentable y competitiva se apunta a optimizar el aprovechamiento del pasto producido y su transformación en carne. El pastoreo será rotativo con períodos variables de descanso estacional, intensidad (remanente pospastoreo) controlada de la defoliación y ocupación de las parcelas de hasta tres días. La suplementación es estratégica: en otoño-invierno, para aportar energía, mantener altas cargas y compensar la menor superficie ganadera disponible otoñal; en verano, para compensar reducción en valor nutritivo y la reducción de la superficie ganadera efectiva; eventualmente permitirá cubrir situaciones coyunturales no previsibles. Los suplementos deberían producirse en el módulo.

Resultados. El aprovechamiento global (consumo/disponible) del pasto disponible del sistema fue 56,2%. Si se excluyen los recursos Promoción 1° (abarca 2006, el año de implantación) y soja de pastoreo, llegaría al 60%. Con un tope de porcentaje de aprovechamiento global de 77,9% signado al Raigrás 2007.

En tanto que el aprovechamiento promedio (consumo/producido) del pasto alcanzó al 77,5 % para todas las categorías, con un tope de 126,8% de la pastura rotación corta, donde el consumo de forraje resultó mayor que la producción de pasto debido a que se consumieron remanentes de pastoreos anteriores.

En lo que respecta a los 765,2 kg/ha de carne promedio obtenidos a lo largo de diez meses, toda la producción de carne fue obtenida bajo pastoreo.

El 96,1 % del forraje consumido se produjo en el módulo. En junio de 2007 se suministraron 60.100 kg de silaje de maíz con 37% MS (22.237 kg MS) de procedencia extra módulo para suplementar al 1,5% PV el pastoreo de la promoción y la parcela C de raigrás anual.

Esta suplementación significó el 4% del forraje total consumido. Se elaboraron 65 rollos (480 kg MS c/u = 31.200 kg MS), 25 de PP y 40 de PRc, de los cuales se consumieron 25 en el período considerado. En lo que respecta a los resultados económicos, el saldo es de 500,8 u$s/ha.

En el análisis julio-septiembre 2007 se contó con un promedio de animales de 293, esto es, una carga promedio por hectárea de 4,9 cabezas, y 1.249 kilos. Para este trimestre, la alimentación fue de 65% de materia seca pasto en julio, 20 en agosto y 35 en septiembre; 35% del porcentaje de la dieta en MS silaje de maíz para julio, 10 en agosto y nada en septiembre. En tanto que la ración silaje de maíz más grano de maíz, concentrado proteico y núcleo tuvo una participación de 70 y 65% en agosto y septiembre, respectivamente.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: