Publicidad Cerrar X

¿Es una alternativa rentable?

La cría debe hacerse a gran escala. Sólo para entendidos

La cría debe hacerse a gran escala. Sólo para entendidos
infocampo
Por Infocampo

En el afán de encontrar alguna salida para ayudar a la economía familiar muchos se embarcan en proyectos poco convenientes. La ranicultura es un claro ejemplo: no es tan fácil como parece.

Ofertas hay muchas, pero convenientes pocas. En el último tiempo se publicitan cursos, manuales y asesoramiento técnico para dedicarse a la cría de ranas, pero ¿es tan fácil como dicen que es?

La verdad es que la ranicultura en la Argentina está centralizada por alrededor de 6 productores grandes.

Los números tampoco son demasiado alentadores: producir 1 kg de carne congelada cuesta en la Argentina $ 8/10 y se vende a distribuidor a $ 18 , llega al restaurante a $ 22/26 dependiendo de su volumen de consumo y la pescadería lo vende a consumidor final de $ 35 a 40.

La inversión para producir 50.000 ranas año, que son aproximadamente 5.000 kg de carne congelada, es de $ 50.000. Existen también otras formas de insertarse en la actividad con capital de inicio desde $ 5.000, en el que se produce particularmente para una sola empresa de la que se recibe asesoramiento y recomendaciones técnicas pero en este caso las ganacias no son muy convenientes. Otro punto para tener en cuenta es la capacitación ya que llevar adelante la producción no es una tarea para nada sencilla

Según Laura Luccini, directora de la Dirección de Acuicultura de la Secretaría de Agricultura, “de no utilizarse un sistema de cultivo superintensivo, la rentabilidad es nula”.

El kg de alimento balanceado cuesta en promedio $ 1,10 y se necesitan 2,5 kg de alimento para producir 1 kg de carne viva.

Para comenzar en la actividad es necesario por lo menos contar con unas 3.000 unidades (cada una cuesta alrededor de $ 0,70), con un peso de 30 g, y debe llegar, para ser faenada, a los, 200 g. Otro dato importante para el productor es que la rana es caníbal por naturaleza y la mortalidad de los renacuajos es de alrededor del 40%.

Por otro lado, la infraestructura para llevar adelante esta producción tiene que estar debidamente reglamentada y no es de sencilla construcción, ya que es muy importante la fuente de agua y el bombeo de la misma.

Un informe realizado por la Dirección de Acuicultura lo dice claramente: “La ranicultura rentable no se alcanza cultivando unas cuantas ranas en un jardín o en un par de piletas y sin seguir las instrucciones para un manejo formal y estándar”.

Yanina Otero |

Seguí leyendo:

Temas relacionados: