Publicidad Cerrar X

Javier Pelourson, un remisero que asegura ser un “cazador de tormentas”

Tiene 38 años y vive en Pergamino. Afirma que tiene poderes para modificar el clima. Ofrece sus servicios para generar lluvias en aquellas regiones afectadas por la sequía.

Tiene 38 años y vive en Pergamino. Afirma que tiene poderes para modificar el clima. Ofrece sus servicios para generar lluvias en aquellas regiones afectadas por la sequía.
infocampo
Por Infocampo

Javier Pelourson tiene 38 años, vive en Pergamino y maneja un remis. A primera vista parece un hombre común y sencillo. Sin embargo, su vida cambió completamente diez años atrás, cuando descubrió que tenía poderes para modificar el clima (eso es al menos lo que él asegura).

En 1997 Pelourson descubrió un “método único en el mundo”, que consiste en “una fórmula metafísica” que no está dispuesto a revelar a nadie, ni siquiera a sus más íntimos.

“Me sorprendí a mí mismo al ver cómo pude aplacar una tormenta que amenazaba con llevarse todo. Apliqué mi método, que después fui perfeccionando y a partir de 2002 entonces comienzo a hacerlo público”, relata Pelourson a Infocampo.

“El método es secreto y es único en el mundo, es real y podría decir que es un don divino y no es científico”, especifica el remisero, sin dar mayores detalles.

Pero el método no es lo único secreto: Pelourson tampoco quiere hablar sobre los costos del servicio que ofrece para detener o desactivar tormentas peligrosas.

“Es una cuestión privada”, dice y agrega que “como tiene efectos generales para grandes zonas, los costos son distintos”. Pero luego aclara que, más allá del dinero que pide, el servicio “es impagable, porque es único en el mundo, pero está al alcance del bolsillo” de los productores agropecuarios.

Asegura que los casos que podrían probar la veracidad de su método son innumerables. Es más: ya publicita varios de estos “casos” en su propio blog.

El gran enemigo de Pelourson es, claro, el escepticismo. “Con la gente normal está todo bien y vienen a verme porque tienen una necesidad y buscan ayuda, pero algunas instituciones técnicas o religiosas no opinan lo mismo, pero mi idea no es confrontar, sino demostrar con hechos lo que se hacer”, afirma.

Según el remisero “cazador de tormentas”, los efectos de su técnica se pueden observar a simple vista al cabo de unos minutos de su aplicación.

“La técnica ataca el núcleo de la tormenta que la origina, alimenta y la destruye; por lo tanto, se queda sin el motor que la desarrolla y no evoluciona, terminando en una situación climática leve”, explica.

En el caso de que haya una sequía, Pelourson explica que mediante la aplicación de su técnica se puede generar una tormenta que derive en precipitación.

Entre los vecinos de Pergamino la opinión sobre sus poderes está dividida: para algunos no es más que un remisero caza-bobos que sigue muy de cerca los pronósticos meteorológicos. Para otros sus poderes son reales y asombrosos.

Pero al “cazador de tormentas” no le interesan las críticas. “Aún no vivo de esto, pero es mi objetivo”, asegura.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: