Publicidad Cerrar X

Jorge Ingaramo: "El estímulo era bajar retenciones de maíz y trigo"

Así lo indicó el economista respecto de la medida tomada el 11 de marzo. A su vez destaca que si el Gobierno no quiere la sojización debería introducir retención del 20% para la soja y del 10 al 12% para los demás productos.

Así lo indicó el economista respecto de la medida tomada el 11 de marzo. A su vez destaca que si el Gobierno no quiere la sojización debería introducir retención del 20% para la soja y del 10 al 12% para los demás productos.
infocampo

Infocampo dialogó con el economista Jorge Ingaramo acerca de las retenciones. “El Gobierno ya tenía una recaudación suficiente de más de 7.400 millones de dólares con las retenciones anunciadas en noviembre del año pasadopor el presidente Néstor Kirchner y recaudaba prácticamente 240 dólares por hectárea (esto es más que el margen bruto en muchas zonas del país)”.

Además destacó que a través de la nueva resolución se destruyeron los mercados de futuros, la previsibilidad y claramente no se va a poder organizar el negocio agrícola de ahora en adelante sobre estas bases. Indicó que con esta medida no se brinda ninguna certidumbre: fija un precio máximo e impide el manejo de los mercados futuros.

Por su parte, el economista destacó que la medida llega a un nivel de confiscación que arruina el gran negocio de la soja, que hasta el momento no se había tocado, además de perjudicar al girasol.

Explicó que si el Gobierno pretende retenciones y que la economía no se sojice, lo más lógico sería introducir retenciones del 20% para la soja y del 10 al 12% para demás productos. “Esa medida sería perfectamente aceptable en este marco de precios internacionales, no lo que se hizo con el girasol, que le deja 23,5%de retención, es decir que si el precio de la oleaginosa cayera a 200 / 250 dólares, la rentabilidad de un productor no existiría”, destacó.

El economista considera que Lousteau no evaluó la medida antes de tomarla:

“No hay que olvidarse que el Gobierno tiene cada vez más producción sobre la que aplica impuestos, cada vez mejores precios, con lo cual leaumenta la base gravable. Si encima agrega alícuota iba a maximizar una recaudación que hace 4 años era de más de u$s2.000 millones e iba a llegar a casi 10.000. Lo que sucedió es que se endulzaron, porque es un impuesto de fácil recaudación, y se equivocaron, deben volver atrás”.

Respecto de las perspectivas de los commodities cree que la situación internacional se presenta para que en este año haya muy buenos precios, pero quizá no tan altos como los de las últimas semanas: “Mi sensación es que con el precio de los commodities hay una burbuja financiera importante que se va ir pinchando y en la medida que comience el fortalecimiento del dólar norteamericano, la economía mundial no va a entrar en un proceso inflacionario. Veo como inevitable una revaluación del dólar y por consiguiente se pincharía la burbuja financiera. Pienso que en 2009 vamos a tener menores precios que los actuales pero mayores que los de 2006′.

También destacó que la bandera que levanta el Gobierno acerca de un dólar conveniente para el agro no es así, e indicó que el dólar efectivo del campo es 1,77 y no 3,17.

Estaban las ganas de producir

El economista indicó que con las retenciones que se habían dispuesto en noviembre de 2006 los productores todavía tenían ganas de producir. En cambio, con la nueva medida calcula que los productores están cansados; además, tira para arriba los valores de los insumos, los arrendamientos, por lo tanto la rentabilidad del productor va a estar muy afectada. Por otra parte, respecto de la mirada de los otros países hacia la Argentina luego de estos sucesos, el entrevistado considera que no está bien parada en el mercado mundial, pero igualmente destaca que no hay duda que la soja la vengan a buscar los compradores. “No hay ninguna duda porque es imprescindible en todo el hemisferio norte, lo mismo con el girasol, ya que somos el único proveedor del hemisferio sur que entra a contra estación”, sostuvo.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: