Publicidad Cerrar X

“La invisibilidad de la mujer rural debe extinguirse por completo”

Trabaja para que ésta adquiera el papel que se merece dentro de un sector principalmente manejado por hombres. En su caso traspasó las barreras nacionales y forma parte del comité femenino de la FIPA

Trabaja para que ésta adquiera el papel que se merece dentro de un sector principalmente manejado por hombres. En su caso traspasó las barreras nacionales y forma parte del comité femenino de la FIPA
infocampo

La doctora Cristina Manzano es jefa de Relaciones Institucionales de la Sociedad Rural Argentina y vicepresidenta del Comité Permanente de la mujer en la Agricultura de la Federación Internacional de Productores Agropecuarios (FIPA). Como buena mujer expone las cualidades del género, cuenta y pelea por lo que no le gusta.

¿Cómo es su trabajo en el Comité Permanente de la mujer en la Argentina?

-Mi objetivo principal es promover el desarrollo de la mujer rural en todos sus niveles, fomentar su inserción en la empresa agropecuaria y fundamentalmente impulsar y defender la importancia del papel que tiene la mujer en el desarrollo del sector agropecuario.

¿Cuáles son los principales obstáculos que se le presenta a la mujer en el sector?

-En el mundo, las mujeres rurales son las que mayoritariamente participan en el mercado laboral en el marco del trabajo no registrado. Lamentablemente están alejadas de los beneficios que puede proporcionar el trabajo formal.

Lentamente eso se está revirtiendo y después de mucho trabajar tenemos más protagonismo.

Siempre dio la sensación de que la mujer ayudaba al marido y no era la que trabajaba en serio

-Exactamente, por eso con mi trabajo diario busco una situación de reconocimiento y más justa. El mayor inconveniente que tiene la mujer es que está subrepresentada en los lugares de decisión, casi siempre los puestos importantes están ocupados por hombres, esto hace difícil conseguir créditos para aquellas que tienen proyectos productivos. Nuestro mayor objetivo es que la invisibilidad de la mujer rural se extinga por completo.

Parece ser que después de la última gran crisis económica que vivió

el país la mujer rural se transformó en una moda. ¿Qué opina de esto?

-Sí, es verdad, recién ahora, muchos empezaron a valorar el trabajo de la mujer, pero ellas siempre estuvieron en el campo. La gente cree que la mujer tuvo que salir a trabajar la tierra por la crisis económica, pero no hay nada más falso, siempre estuvo, sólo que ahora se nota su presencia. Espero que esto no termine como todas las modas y se extinga.

¿Por su condición, cuáles son los aportes que hace una mujer al sector?

-La mujer siempre tiene una mirada distinta a las que tienen los hombres. Nosotras aportamos novedades, exponemos la situación difícil del campo sin ningún tapujo, traspasamos el umbral de la queja y proponemos alternativas nuevas. Algo muy importante es que la mujer rural parece tener una sensibilidad especial. No sólo le importa su trabajo, además lo hace para que el hospital de la zona tenga los insumos necesarios; es la que colabora para que el colegio rural salga adelante; protesta si los hijos, tanto de ella como de los peones, tienen que irse a la ciudad a estudiar. Trabaja por ella y por la comunidad.

Usted tiene contacto directo con productoras agropecuarias. ¿Cuáles son las inquietudes que le acercan?

-Los problemas que plantean son los mismos que cualquier productor, las retenciones, los inconvenientes con el Senasa, o la ley de emergencia agropecuaria. Exponen, también, que les cuesta encontrar un lugar dentro del sector por el hecho de ser mujeres, pero pelean por hacerse un huequito siempre.

Hablando de problemas, ¿siente que hay respuestas por parte del Gobierno a todos los inconvenientes que hoy presenta el sector?

-Mi opinión personal es que el motor de este país es sin duda la gente de campo, porque si no fuera por ellos nada de esto saldría adelante. Es una locura que no haya un ministerio de agricultura, no podemos depender sólo de Lavagna, que es una persona que debe resolver un tema financiero muy importante en el país, y no creo que tenga demasiado tiempo para dedicarse a los temas del campo. Otra cosa que joroba, amén de las retenciones, es el hecho de que cuando hay que decidir el presupuesto del sector se lo hace en la Comisión de Presupuesto y debería también tratarse en la Comisión de Agricultura, porque el agro es el que está sosteniendo al país.

¿Cómo ve el panorama 2005?

-Soy optimista por el carácter que tiene el productor indistintamente sea hombre o mujer, son personas que trabajan incansablemente, invierten, compran maquinarías. El productor ama la tierra y por ella sigue adelante. No hay señales que el Gobierno nos vaya a ayudar pero hay que continuar mostrando lo bien que hacemos nuestro trabajo.

Seguí leyendo:

Temas relacionados: